Queda desconvocada la huelga de “collidors”

SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

El preacuerdo del convenio colectivo para la recolección de cítricos contempla el incremento del jornal y del destajo para las campañas comprendidas entre el 2022 y el 2026

Se establece que el trabajador tendrá derecho a percibir el salario que corresponda conforme a lo realmente recolectado con un mínimo de 9,45 euros por hora trabajada. / LA UNIÓ

Valencia Fruits. Redacción.

El pasado 16 de diciembre se estableció el preacuerdo del convenio colectivo para la recolección de cítricos de la Comunitat Valenciana en la sede de la Dirección General de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral.

En la décima cláusula del preacuerdo, se contempla que queda desconvocada la huelga que se viene realizando desde el pasado 12 de diciembre de 2022. Se queda a la espera de firmar el convenio definitivo antes del próximo 31 de diciembre.

Tras una serie de propuestas, contrapuestas, deliberaciones y recesos, se alcanzó el preacuerdo en el que se contemplan diez cláusulas. En primer lugar, un incremento salarial para la campaña 2022-2023 (+3%); para la del 2023-2024 (+2%); 2024-2025 (2%); 2025-2026 (2%). Y un incremento del destajo para la campaña 2022-2023 (+2%), 2023-2024 (2%), 2024-2025 (+2%), 2025-2026 (2%).

En segundo lugar, se establece una cláusula de actualización salarial en la que se especifica que “las tablas salariales de la campaña 2026-2027 se actualizarán con la cantidad resultante de la diferencia entre la suma de los IPC de septiembre a agosto de cada una de las cuatro campañas menos 9%, con el tope del 2,5%”. Esto supone que si, por ejemplo, el IPC del 31 de agosto de 2026 es inferior o igual a la actualización que se ofrezca de la fórmula planteada, la tabla salarial para dicha campaña será la resultante de esa actualización.

“El trabajador tendrá derecho a percibir el salario que corresponda conforme a lo realmente recolectado con un mínimo de 9,45 euros por hora trabajada”

En tercer lugar, se establece que, en caso de que se haya trabajado a destajo, poniendo la normal diligencia e la recolección, “el trabajador tendrá derecho a percibir el salario que corresponda conforme a lo realmente recolectado con un mínimo de 9,45 euros por hora trabajada”.

Las siguientes cláusulas estarían dedicadas a temas más administrativos como el hecho de que la entrada en vigor del Convenio se producirá en el momento de su publicación, la utilización del correo electrónico como medio para comunicarse con los trabajadores; el permiso no retribuído en el artículo 26 que se podrá fraccionar en dos permisos; la modificación del artículo 12 en el cual, quedan eliminadas la hora de inicio y fin de la jornada

En último lugar, se contempla el establecimiento del régimen disciplinario con una serie de modificaciones. En cuanto a faltas leves se incluyen no notificar a la empresa una baja por incapacidad temporal u otra causa justificada de inasistencia al trabajo en el plazo de dos días hábiles (salvo que el trabajador acredite la imposibilidad de ofrecer la notificación); el uso inadecuado del teléfono móvil durante la jornada y, por último, el hecho de no comunicar a la empresa los datos necesarios para mantener actualizada la situación del trabajador a efectos de comunicaciones, como por ejemplo el domicilio, número de teléfono, etc.

Respecto a las faltas graves se contemplan el acoso sexual, el consumo de alcohol o sustancias estupefacientes, o la suplantación de identidad

Respecto a las faltas graves se contemplan el acoso sexual, el consumo de alcohol o sustancias estupefacientes, o la suplantación de identidad.

La novena cláusula, por otro lado, explica que “con caracter excepcional se podrá autorizar un llamamiento por cuadrillas si existen necesidades organizativas acreditadas, como máximo una semana al inicio y otra al final de la campaña”. Además, se añade que “si existe representación legal de las personas trabajadoras, será esta la que deberá autorizar el llamamiento y establecer el orden objetivo de este llamamiento por cuadrillas”.