Ralentización de la demanda de sandía y melón

AgroFresh FRESCOS

La inestabilidad meteorológica en Europa provoca una diminución en la demanda de sandía y melón 

Las precipitaciones y el descenso de las temperaturas sufridos en gran parte de Europa han ralentizado la demanda de sandía, haciendo caer sus cotizaciones en origen. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción. 

La última semana del mes de mayo ha concluido con una acusada reducción de las cotizaciones de sandía y melón, respecto a la semana precedente. La sandía bajo invernadero reduce su oferta cerca de un 20% en relación a la pasada semana y el melón lo hace en torno a un 10%. A partir de la semana 25 la producción en invernadero de ambos productos será muy limitada, según expone el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía.

Durante esta semana, las precipitaciones y el descenso de las temperaturas sufridos en gran parte de Europa han ralentizado la demanda de sandía, haciendo caer sus cotizaciones en origen. Estas condiciones meteorológicas no han influido de forma importante en la demanda de melón, que sí se ha visto afectado por la entrada en producción de Italia.

El melón piel de sapo se ha depreciado considerablemente esta semana, provocando que aquellos agricultores no vinculados a cooperativas estén encontrando dificultades para comercializar su producto. En melón amarillo se ha incrementado el porcentaje de frutos de calibres grandes, poco apreciados por el mercado europeo, y consumidos casi exclusivamente en Portugal, Italia y España, lo que ha provocado la caída de las cotizaciones de este tipo. El melón cantaloup mantiene un volumen reducido y estabilidad en el precio.

A partir de la semana 23 el levante almeriense y posteriormente la Región de Murcia iniciarán la producción de melón y de sandía al aire libre. Hasta la semana 25 ofrecerán volúmenes moderados, aumentando de forma considerable la producción a partir de entonces.

En la semana 22, el precio medio ponderado liquidado al agricultor de sandía se aproxima a 0,41€/kg, y a 0,64€/kg el de melón. La berenjena registra precio medio de liquidación al agricultor de 0,18€/kg, el calabacín 0,44€/kg, el pepino 0,39€/kg y el tomate 0,32€/kg.