Reino Unido incrementa las importaciones de alimentos

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El 78% de los consumidores opina que los supermercados deberían ofrecer más alimentos británicos.

lineaapoyos

FrutasGran Bretaña, según una información emitida por el ICEX, ha importado más alimentos que nunca en 2013 y pese al incremento récord de sus exportaciones en ese campo, la tasa de autoabastecimiento alimenticio del país cayó al 60%, su valor más bajo desde 1971, con la salvedad del 59% registrado en 2006.

El Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido (DEFRA por sus siglas inglesas) ha hecho público que el saldo del comercio de alimentación del país en 2013 ha registrado un déficit de 21.300 millones de libras esterlinas (aproximadamente 26.608,39 millones de euros).

Aun teniendo en cuenta el creciente gusto del consumidor británico por alimentos exóticos que no pueden cultivarse en el país, llama la atención que el 27% de los productos de alimentación importados en 2013 también se producen en el Reino Unido. Así, el Sindicato Nacional de Agricultores (NFU) lleva algún tiempo haciendo llamamientos a las autoridades y a los detallistas para que tomen medidas para favorecer la presencia de alimentos británicos en los puntos de venta.

Aunque el DEFRA resalta que la diversificación de fuentes garantiza el suministro y refuerza la seguridad alimentaria, el propio ministro británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, Owen Paterson, declaró en febrero que “no podemos cultivar mangos o piñas, pero sí podemos animar a los consumidores británicos a comprar frambuesas escocesas o manzanas de Kent”.

Por otra parte, según revela una encuesta efectuada en 2013, el 78% de los consumidores opinan que los supermercados deberían ofrecer más alimentos británicos. Un 42% de los encuestados afirmó asimismo preferir productos de origen británico claramente identificable.

Gran Bretaña alcanzó su nivel máximo de autosuficiencia alimentaria en los primeros años ochenta del pasado siglo, cuando el 80% de los alimentos consumidos en el país eran de producción local. Además, sólo el 5% de los alimentos importados disponían entonces de producción autóctona.

La mayoría de las importaciones británicas de productos de alimentación proceden de la Unión Europea. Las exportaciones españolas al Reino Unido de productos agroalimentarios y bebidas alcanzaron un valor de 3.025,65 millones de euros en 2013, un 8,2% más que en 2012, con saldo favorable para nuestro país. Ese mismo año, los principales capítulos arancelarios exportados por España en este ámbito fueron legumbres y hortalizas (611,16 millones de euros), frutas (501,02 millones), bebidas de todo tipo menos zumos (306,57 millones de euros), conservas de verduras y frutas (170,31 millones).

Además, según datos de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), en 2013 el Reino Unido fue el destinatario del 6,7% del valor total exportado por la industria española de alimentos y bebidas: 1.513,8 millones de euros (frente al 6,1% del año anterior).