Rusia excluye varios productos de la lista de alimentos que prohibió importar

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Se levanta el veto a la importación de leche y productos lácteos sin lactosa, patatas, cebolla, maíz híbrido dulce y guisantes —todas estas hortalizas para siembra—, alevines de salmón y trucha, suplementos alimenticios y complejos vitamínicos.

lineaapoyos

El Gobierno ruso anunció ayer la exclusión de varios productos de la vasta lista de alimentos que prohibió importar desde la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y otros países que han impuesto sanciones contra Rusia por su implicación en la crisis ucraniana.

Según la disposición del Ejecutivo, se levanta el veto a la importación de leche y productos lácteos sin lactosa, patatas, cebolla, maíz híbrido dulce y guisantes —todas estas hortalizas para siembra—, alevines de salmón y trucha, suplementos alimenticios y complejos vitamínicos.

La semana pasada, el viceprimer ministro ruso, Arkadi Dvorkóvich, adelantó que se modificaría la lista de productos prohibidos por el impacto que su ausencia en el mercado tendría para la población.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha defendido la prohibición de las importaciones occidentales introducida el pasado día 7 de agosto en respuesta a la sanciones contra Moscú.

Putin admitió que hace cuatro años el país no podía introducir un embargo a los alimentos occidentales, ya que los productores rusos no estaban preparados.

“Hace diez años importábamos de Estados Unidos 360.000 toneladas de carne de pollo. Los llamaban ‘los muslos de Bush’. El pasado año fueron sólo 200.000”, señaló en una reunión con parlamentarios.

Perjuicios para Rusia
La Federación de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), ha asegurado que el levantamiento del veto ruso a varios productos, la mayoría de ellos del sector hortícola, “pone en evidencia” que la crisis también perjudica a los productores y consumidores rusos.

Así lo ha asegurado a Efeagro el director general de Fepex, José María Pozancos, tras conocerse que el Gobierno ruso ha excluido de la lista del veto a las patatas, cebolla, maíz híbrido dulce y guisantes —todas estas hortalizas para siembra—, así como leche y productos lácteos sin lactosa, alevines de salmón y trucha, suplementos alimenticios y complejos vitamínicos.

A juicio de Pozancos, el embargo ruso “está poniendo en peligro determinadas producciones rusas fundamentales para su alimentación” y “está teniendo repercusiones muy negativas” para los consumidores rusos, al tener “una menor disponibilidad” de frutas y hortalizas. Por ello, ha expresado su confianza en que “se imponga el sentido común” y el conflicto se resuelva en las mesas de negociación previstas.