Sara Rubira: “Esperamos una campaña positiva y unas exportaciones al alza”

AgroFresh FRESCOS

Entrevista a la Consejera de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de la Región de Murcia, Sara Rubira

Sara Rubira analiza la situación del agro murciano. / CARM

Raquel Fuertes. Redacción.

El agua siempre es protagonista en Murcia. Por escasez o por llegar en tromba. Por innovación o por restricciones políticas. Pero el agro murciano logra sobreponerse, a pesar de que hasta el secano extremo se ve afectado, y este año se espera que las campañas de fruta de verano den un respiro al sector, según detalla Sara Rubira en una entrevista en la que no deja de reivindicar la solidaridad hídrica y la necesidad de adaptar los seguros agrarios a la realidad climatológica actual.

Valencia Fruits. Una vez más tenemos que hablar de agua y climatología adversa en la Región de Murcia, ¿cuál es la situación actual después de una severa sequía y tras las lluvias que obligaron a pedir la declaración de zona catastrófica? 

Sara Rubira. La situación es hoy peor que hace unas semanas, porque la sequía extrema se mantiene generando una gran incertidumbre entre los agricultores y ganaderos, que a la vez han sufrido graves daños por las lluvias torrenciales y el granizo del mes pasado. Hablamos de más de 7.500 hectáreas afectadas, pérdidas que superan los 48 millones de euros y cultivos de frutales, almendro y olivar seriamente perjudicados. Esperamos que el Gobierno de España adopte las medidas necesarias y ofrezca a los afectados las ayudas económicas necesarias para paliar las pérdidas. 

“La situación es hoy peor que hace unas semanas, porque la sequía extrema se mantiene generando una gran incertidumbre entre los agricultores y ganaderos, que a la vez han sufrido graves daños por las lluvias torrenciales y el granizo del mes pasado. Hablamos de más de 7.500 hectáreas afectadas”

“Lo que realmente es necesario es contar con un modelo de seguro agrario que sea útil para todos aquellos que pierden sus cosechas o sufren daños en las explotaciones. Algo que, en estos momentos, no existe dado que hablamos de un modelo obsoleto que no responde a la realidad”

VF. ¿Qué se puede hacer para paliar los efectos de estos fenómenos en el agro murciano? Además de los seguros, ¿hay otros caminos para la prevención?

SR. Hacer frente a la climatología es algo realmente complejo. Podemos tratar de poner herramientas que frenen sus daños, pero no evitar que se produzcan los fenómenos tan dañinos que venimos sufriendo. La protección de cultivos, especialmente de frutales, mediante elementos protectores de las lluvias y el granizo, ayuda a paliar en cierta medida los daños. Pero lo que realmente es necesario es contar con un modelo de seguro agrario que sea útil para todos aquellos que pierden sus cosechas o sufren daños en las explotaciones. Algo que, en estos momentos, no existe dado que hablamos de un modelo obsoleto que no responde a la realidad. 

VF. Una de las características definitorias del sector en la Región es su innovación y capacidad de tecnificación, ¿qué novedades encontramos en agricultura que ya se están aplicando en los campos murcianos?

SR. La innovación y la aplicación de la tecnología son sinónimos de la agricultura de la Región de Murcia. Durante décadas el desarrollo agrario ha ido de la mano del trabajo en laboratorios y fincas experimentales, lo que nos ha permitido poner a disposición de agricultores y ganaderos las mejores técnicas, variedades y mejoras para sus explotaciones. 

Un ejemplo de ello es la reciente comercialización de 23 nuevas variedades de fruta de hueso de alta calidad gustativa y que se adaptan mejor a la situación climatológica actual, desarrolladas y registradas por el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario (IMIDA), en el marco de los proyectos que lleva a cabo dentro del programa de mejora genética.

“Necesitamos agua y necesitamos la certeza de que los agricultores y ganaderos van a poder disponer de ella en un futuro. Y eso es precisamente lo que no hay, certidumbre”

VF. El uso escrupuloso y maximizado de los recursos hídricos también es característico en esta zona productora, ¿qué reivindicaciones siguen vigentes y sin respuesta en el reparto del agua?

SR. Necesitamos agua y necesitamos la certeza de que los agricultores y ganaderos van a poder disponer de ella en un futuro. Y eso es precisamente lo que no hay, certidumbre. Porque el Gobierno de España inició en el año 2018 un camino decidido para cerrar el Trasvase Tajo-Segura y cada golpe que le han asestado así lo corrobora. Frente a ello nosotros abogamos por un Pacto Nacional del Agua que siente en la misma mesa a todas las regiones de nuestro país, que recoja infraestructuras y la financiación necesaria, porque hay recursos para abastecer a todas las comunidades. La solidaridad debe primar frente al sectarismo hídrico. 

VF. ¿Qué tipo de proyectos se están desarrollando en la modernización de regadíos?

SR. En la actualidad, mayoritariamente en la Región destacan los proyectos relacionados con la mejora de eficiencia energética y uso de fuentes de energía renovable para autoconsumo. Esto es debido a los altos costes energéticos actuales y a que una reducción de estos conlleva una repercusión inmediata en los costes de los agricultores, aumentando la rentabilidad de la agricultura y evitando así el abandono de la actividad. 

También destacan los proyectos relacionados con la gestión de recursos hídricos e incorporación de aguas no convencionales: balsas, infraestructuras para incorporar aguas desaladas y regeneradas. Todo ello ante la difícil situación de sequía, los recortes al Trasvase y el fin de la sobreexplotación de aguas subterráneas prevista para 2027.

VF. Las reivindicaciones de los agricultores están siendo una constante este año, ¿cuáles son ahora los puntos de desencuentro? ¿En qué líneas están trabajando para llegar a acuerdos y encontrar soluciones?

SR. Hay cuestiones que se perpetúan en el tiempo porque el Gobierno de España no ofrece soluciones. Problemas como la escasez de agua no hacen sino agravarse con el paso del tiempo, el incremento de los costes de producción y de las materias primas, la excesiva burocracia o la falta de un seguro agrario que de verdad cumpla con su función, son algunos de ellos. 

Otro aspecto que actualmente nos preocupa es la situación del secano extremo de la Región de Murcia, que en los últimos dos años ha sufrido pérdidas de 289 millones de euros por la falta de precipitaciones. Estamos trabajando, de la mano de las organizaciones agrarias y cooperativas a nivel nacional, para lograr un acuerdo al que se podrán sumar otras comunidades que permita salvar al secano y para lo que será necesario un paquete de ayudas del Gobierno de España. 

VF. Además, también se está buscando que los agricultores se impliquen en el diseño de la PAC, ¿qué objetivo buscan alcanzar?

SR. El Gobierno de la Región de Murcia va siempre de la mano con los profesionales del campo, porque si defendemos sus intereses debemos ser capaces de sentarnos en la misma mesa y compartir objetivos. Y el objetivo no es otro que lograr las modificaciones necesarias para que la política agraria común recoja las singularidades de nuestra tierra a la hora de definir el reparto de ayudas. Para ello debe recogerse, por ejemplo, un ecorregímen de desertificación, atendiendo a la realidad del sureste español. 

VF. Uno de los frentes abiertos al optimismo es la agricultura ecológica, ¿cuáles son las perspectivas a corto y medio plazo?

SR. La superficie certificada de cultivos ecológicos en la región se ha multiplicado por 28 en los últimos veinticinco años, lo que nos ha convertido en la provincia europea con más superficie dedicada a estos cultivos con el 32%. Hoy en la Región hay 117.000 hectáreas dedicadas al cultivo ecológico en las que trabajan más de 5.000 operadores. Para seguir potenciándola, hace unas semanas publicábamos la próxima convocatoria que pueden empezar a solicitar los interesados y que estará dotada con 79 millones para los próximos 4 años. Una partida que se incrementó con 15 millones de euros de fondos propios, gracias al compromiso del presidente López Miras y que nos hace atisbar un futuro de éxito para la agricultura ecológica. 

VF. Con campañas en marcha tan importantes como melón, sandía, fruta de hueso y uva, ¿qué esperan de este verano en la Región de Murcia?

SR. Esperamos una campaña positiva y unas exportaciones al alza, ya que las temperaturas cálidas en el centro de Europa favorecen el consumo, tanto de melón y sandía como de fruta de hueso y uva de mesa. Estamos en el inicio de los primeros cortes, de las variedades extratempranas de uva de mesa, la cual ha tenido una cosecha buena, al igual que en melón y sandía donde las recientes lluvias no afectarán a su calidad. 

Respecto a la fruta de hueso, estamos en la última fase de recolección, y a excepción de los daños producidos por el pedrisco recientemente, la calidad de la fruta ha sido excepcional y el consumo en los países importadores de centro de Europa lo podemos calificar como positivo.

Acceso a la entrevista en la página 2 del dossier Murcia Fruits en el ejemplar de Valencia Fruits. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.