El seguro agrario se consolida como el mejor escudo para los citricultores españoles

GIRÓ DOING FOR BETTER
Bayer maestros cítricos
DAYMSA
FAME INNOWA 2023

Los cítricos cerraron la pasada temporada con más 76 millones de indemnizaciones por la adversa meteorología

La superficie de cítricos siniestrada en 2020 fue de 63.000 hectáreas. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

En los últimos años, la meteorología española se ha caracterizado por la gran variabilidad e intensidad con la que se producen los fenómenos climáticos, provocando daños intensos en las cosechas. Durante el año 2020 el campo ha sufrido una intensa actividad tormentosa, con fuertes precipitaciones acompañadas de pedrisco, que, al sumarle las heladas y los temporales de viento del arranque del año 2021, llevaron a la campaña de cítricos a cerrar con una estimación de indemnizaciones que alcanzó los 76 millones de euros, con una superficie siniestrada total de 63.000 hectáreas.

El 40% de esta cantidad corresponde a la Comunidad Valenciana, con una cifra final de indemnizaciones superior a los 31 millones de euros. Además, esta región es la que acumuló las mayores indemnizaciones por pedrisco. Ahora, en 2021, de nuevo están siendo reiteradas las tormentas de pedrisco que están dejando importantes daños en nuestros campos. Hasta el momento, son ya casi 152.000 hectáreas afectadas, en todo el país, y una previsión de más de 70 millones de euros en indemnizaciones consecuencia directa de este tipo de fenómenos.

Hay que destacar que, en general, los cuatro últimos ejercicios se encuentran entre los cinco peores de la historia del seguro agrario.

El seguro de cítricos, una herramienta eficaz para la gestión de riesgos

Todo este contexto de creciente incertidumbre que se plantea pone de manifiesto la importancia de contar con un seguro agrario, cuya función consiste en generar tranquilidad a los asegurados. Y en esta línea, el seguro de cítricos, cuyo periodo de contratación está abierto actualmente y hasta el día 15 del mes de septiembre, se convierte en el mecanismo de cobertura más idóneo con el que cuentan los agricultores para proteger sus cosechas.

Naranja, mandarina, limón, lima y pomelo, son cultivos que gozan de gran importancia dentro del panorama agrícola español. La línea de seguro de cítricos, que es la que da cobertura a estas producciones, es una de las pocas que ya incluía el primer plan de seguros agrarios de nuestra historia, que se aprobó en Consejo de Ministros del 30 de mayo de 1980. Este recorrido, así como la importancia de estos cultivos, tienen su reflejo en las cifras del seguro.

Durante la cosecha anterior se firmaron 18.534 pólizas de este seguro en toda España, que dieron cobertura a cerca de 130.000 hectáreas y a una producción de 3,20 millones, lo cual supuso un incremento de cerca de un 11% respecto a la de la campaña anterior. Estos números convirtieron al seguro de cítricos en el tercero más contratado de 2020.

La Comunidad Valenciana concentra más del 85% del total de las declaraciones de seguro, con casi 15.800 pólizas suscritas, con cobertura para más de 76.500 hectáreas y para una producción cercana a los 2 millones de toneladas, lo que supone casi el 60% del total nacional de superficie y producción aseguradas.

Recordamos que este seguro cuenta con coberturas frente a los riesgos de helada, pedrisco, viento, riesgos excepcionales de fauna silvestre, incendio e inundación-lluvia torrencial y resto de adversidades climáticas. En los últimos años esta línea de seguro se ha ido mejorando y adaptando a las necesidades concretas del agricultor y a las particularidades de los cultivos.

Por último, no hay que olvidar que tanto el Ministerio de Agricultura, Pesca, y Alimentación, a través de ENESA, como la Generalitat Valenciana, otorgan subvenciones a la prima de este seguro, lo cual contribuye a abaratar el coste de la misma para los citricultores.

Acceso a la noticia AQUÍ.
Acceso al número íntegro de Valencia Fruits AQUÍ.

thumbnail of P11_2942