Los tratados comerciales ponen en jaque la sobiranía alimentaria española

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

COAG denunciará las graves consecuencias que la OMC y los tratados de libre comercio tienen para la agricultura social y profesional y la destrucción de la sobiranía alimentaria

Las masivas importaciones con controles laxos hacen peligrar la seguridad alimentaria de España. /Archivo

Valencia Fruits. Redacción.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) alerta en la cumbre de la OMC que la pérdida de soberanía alimentaria provocada por los acuerdos de la OMC y TLC impulsa la uberización del campo y destruye la agricultura social, familiar o profesional.

Una delegación de COAG, junto con otras organizaciones de ECVC, encabezada por Javier Sánchez, Ángeles Santos y Luís Pérez, participa en los actos y  movilizaciones de agricultores organizadas por la Vía Campesina con motivo de la 12ª Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que del 12 al 15 de junio se celebra en Ginebra.

“La actual crisis evidencia que los gobiernos han perdido su soberanía alimentaria, la capacidad política para decidir sobre cuestiones agroalimentarias y garantizar así la seguridad alimentaria de sus ciudadanos. Hoy en España un 7% de empresas agrarias, en la mayoría de los casos de la mano de fondos de inversión especulativos,  acaparan ya el 40% de la producción agraria, expulsando del campo a centenares de pequeñas y medianas explotaciones. ¿Queremos que cuatro CEOs decidan lo qué comemos y a qué precio?,ha subrayado Javier Sánchez, representante de COAG en la Coordinadora Europea Vía Campesina.

“La actual crisis evidencia que los gobiernos han perdido su soberanía alimentaria, la capacidad política para decidir sobre cuestiones agroalimentarias y garantizar así la seguridad alimentaria de sus ciudadanos”

En este sentido, el coordinador de Juventudes Agrarias de COAG, Luis Pérez, ha apuntado que mientras que la UE siga impulsando a través de la OMC y los Tratados de libre comercio la desregulación de los mercados,  favoreciendo las importaciones sin respetar las normativas internas de la UE,  nuestra soberanía alimentaria (capacidad de decidir sobre las políticas agrarias y alimentarias para garantizar a la ciudadanía un modelo de agricultura y alimentación sano y sostenible) se irá perdiendo a pasos agigantados. “La crisis alimentaria actual, no obedece única y exclusivamente a los efectos de la pandemia y la guerra de Ucrania. Tiene además y claro componente especulativo. En el caso de los cereales es ilustrativo. En la bolsa de París, referencia en trigo, se ha pasado en un año de un 23% de operadores especulativos a un 72%.  Es decir, 7 de cada 10 de los que compran trigo no quieren hacer pan, sino amasar beneficios especulando con la crítica situación a nivel global.

Para la UE supone un serio problema de aumentos de costes para la alimentación animal, pero en otras partes del mundo, caso del norte de África, supone condenar a millones de personas al hambre. Es imprescindible recuperar y respetar la soberanía alimentaria de los países y de los pueblos”, ha afirmado Ángeles Santos, ganadera e integrante de la Comisión Ejecutiva de COAG.

“La crisis alimentaria actual, no obedece única y exclusivamente a los efectos de la pandemia y la guerra de Ucrania. Tiene además y claro componente especulativo”

Los pequeños productores de alimentos organizados en La Vía Campesina, la Coordinadora Europea Vía Campesina y numerosas organizaciones nacionales que integra, caso de COAG, se movilizarán desde mañana en Ginebra para denunciar el impacto de los tratados de libre comercio (TLC) y su relación con la crisis alimentaria mundial.