Agricultura logra reducir los impuestos para los productores de pera riojanos

Anecoop Sandía 2020
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

La Consejería de Agricultura ha logrado una reducción del pago de impuestos de 2019 para los agricultores de los municipios productores de pera en La Rioja que tributen por módulos por los daños del fuego bacteriano

Los viticultores de 24 municipios riojanos serán beneficiados por la reducción de pago de impuestos en la tributación por módulos. / ARCHIVO

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población ha logrado una reducción del pago de impuestos de 2019 para los agricultores de los municipios productores de pera en La Rioja que tributen por módulos por los daños del fuego bacteriano, que tuvo una alta incidencia debido a la meteorología del pasado año.

Además, los viticultores de 24 municipios riojanos serán beneficiados por la reducción de pago de impuestos en la tributación por módulos, ha precisado el Gobierno riojano en una nota.

Esta medida afecta a 10.160 hectáreas, el 22 por ciento de la superficie de viñedo productivo de La Rioja, que resultaron afectadas por las heladas y el granizo durante 2019.

Entre las producciones de La Rioja incluidas en la reducción también figura el pimiento de Tricio, dañado a causa del pedrisco.

El Área de Estadística de la Consejería de Agricultura ha enviado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el informe de las causas extraordinarias, principalmente accidentes meteorológicos, que reducen los rendimientos de producción de las actividades agrarias en el territorio riojano.

De esa forma, pueden ser tenidos en cuenta en la propuesta de reducción de los índices de rendimiento neto (módulos) en el régimen de estimación objetiva del IRPF, que finalmente es aprobada por el Ministerio de Hacienda.

El índice de rendimiento neto se aplica a los ingresos que percibe un agricultor o ganadero por un producto durante la campaña y permite el cálculo del impuesto, además de otras variables de carácter fiscal.

Este índice determina el tanto por ciento de beneficio que se obtiene de cada uno de los cultivos o productos en una explotación ganadera.

La reducción se aplica para rendimientos agrícolas que han sufrido un descenso de al menos un 30 por ciento, o su equivalente en aumento de costes de producción, por accidentes meteorológicos extraordinarios, y se calcula a nivel municipal, comarcal o, como medida de carácter excepcional, para toda la comunidad autónoma.

La Consejería de Agricultura ha conseguido que en el caso de la pera se considere esa excepcionalidad que permite la inclusión de todos los municipios productores de pera de La Rioja, que tendrán un índice de rendimiento neto reducido de 0,26 sobre el 0,37 nacional.

También se ha alcanzado una reducción de los rendimientos, en este caso para un total de 24 municipios con superficie de viñedo productivo.

En Arnedillo se aplicará un índice de 0,06; en Aguilar del Río Alhama, Cervera del Río Alhama, Cornago y Ocón un índice de 0,16 y en Anguciana, Ausejo, Bergasa, Briñas, Fonzaleche, Haro, Igea, Leiva, Ochánduri, Quel, San Millán de Yécora, San Vicente de la Sonsierra, Treviana, Villalba de Rioja, El Villar de Arnedo, Alcanadre, Autol, Galilea y San Torcuato un índice de 0,22, mientras que el nacional es del 0,32.

En el caso del pimiento de Tricio, que resultó afectado por el pedrisco, el índice de rendimiento neto reducido es de 0,18 ante un índice nacional del 0,26.

El Ministerio de Agricultura también reduce a nivel nacional para el periodo impositivo de 2019 los índices de rendimiento neto aplicables en el régimen de estimación objetiva del IRPF para la apicultura, los cereales, el ovino, bovino y caprino, los frutos no críticos, las leguminosas, las oleaginosas y los productos del olivo.