Buenas perspectivas para variedades tardías de patata

Registro suscriptores
HISPATEC 09
EFEAGRO.

La principal productora de patata de España, Castilla y León, comienza el arranque de las primeras variedades tardías con muy buenas previsiones de volumen y precios por encima de costes de producción, al igual que ya ha ocurrido en Andalucía, Murcia o Castilla-La Mancha

Consumo patatas

El incremento del volumen de patatas responde a la mejora de los rendimientos por hectárea.

La Consejería de Agricultura y Ganadería castellanoleonesa ha publicado su primer avance de patata tardía con una previsión de 606.929 toneladas, un 11,62% más que en 2018, con lo que la suma en la región de las producciones de todas las variedades de este tubérculo alcanzaría las 865.458 t en 2019 (+6,81%).

El presidente nacional del Comité sectorial de la patata de la federación hortofrutícola Fepex, José Ramón Aguado, ha apuntado a Efeagro que la cifra de producción castellanoleonesa -que engloba las partidas para consumo y para industria- estará por encima de las 900.000 t y previsiblemente se acercará al millón, de acuerdo a sus previsiones.

Según Aguado, el incremento del volumen responde a la mejora de los rendimientos por hectárea, que han compensado e incluso superado los recortes de siembra en las diferentes zonas productoras, en torno al 4% menos en el caso de Castilla y León.

En declaraciones a Efeagro, el presidente de la Asociación de Operadores de Patata de Origen de Castilla y León (Asopocyl), Marcos Marín ha calificado de buena la campaña, pese a la acumulación de género en las primeras partidas.

Sin embargo, en su caso estima que se producirá un recorte de volumen en la región de entre un 3 y 4% respecto a hace un año.

En lo que respecta a los precios, Marín ha expresado su confianza en un mantenimiento de las cotizaciones en origen y hasta un leve repunte en las próximas semanas; mientras que Aguado cree que van a continuar con su tendencia a la baja, porque en octubre aumentan las entradas desde Francia y aún queda en almacén patata de media estación.

A esta coyuntura hay que añadir la previsión del aumento de la cosecha en los principales países productores de patata de Europa (Reino Unido, Bélgica, Holanda, Francia y Alemania).

Los Productores de Patata del Noroeste de Europa (NEPG, en sus siglas en inglés) estiman un volumen total de 27,3 millones t, lo que representa un 12% más que en 2018 y un 3% por encima del promedio de los últimos cinco años.

José Ramón Aguado, que también es presidente de la Asociación Nacional de Almacenistas de Patata (Asonal), ha calculado que esa previsión de precios a la baja se traducirá en la pérdida de unos céntimos por kilo para el agricultor, pero nunca en unos niveles por debajo de los costes de producción.

A su juicio, la campaña 2019 está siendo muy importante y rentable para el sector, ya que la inmensa mayoría de los agricultores van a ganar dinero al registrarse unos precios razonablemente altos en origen.

Desde el inicio de 2019 la cotización media en origen más alta de la patata española -49,27 céntimos/kg- se produjo en la semana 16 (del 15 al 21 de abril), cuando la recolección se centraba en patatas extratempranas de Andalucía, según las estadísticas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Las últimas referencias de precios medios en origen (semana 35, del 26 de agosto al 1 de septiembre) la sitúan en 23,04 cént./kg.

El MAPA por ahora sólo ha difundido su avance para la patata extratemprana de Andalucía (91.100 t, +5,2 % respecto a 2018) y la temprana (458.800 t, +24,4%), cuya producción se reparte principalmente por Andalucía, Murcia y Castilla-La Mancha.

Tras Castilla y León, entrarán en producción las comunidades del norte, entre las que destaca Galicia, segunda comunidad en cuanto a volumen de patata de España.