Los citricultores denuncian la falta de ayudas ante el Cotonet de Sudáfrica

FEDEMCO 2020 1
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Más de 600 vehículos participan en una caravana de protesta de los agricultores ante la falta de ayudas para frenar el Cotonet de Sudáfrica

Cotonet

Unos 600 vehículos secundaron la protesta ante la falta de ayudas para frenar el Cotonet de Sudáfrica. / Asociación de Agricultores de Nules

Tractores, coches particulares, vehículos de sulfatar, quads y otro tipo de maquinaria de citricultores de Castellón y Valencia, en total unos 600 vehículos, han secundado desde Vila-real y hasta Castellón capital una caravana de protesta convocada por varias asociaciones de citricultores independientes (Federación de Asociaciones Independientes, Asociación de Agricultores Independientes de Vila-real, Asociación de Agricultores de Nules, Asociación de Agricultores de Moncofar, Asociación Local de Agricultores Adaribera, Autónomos Unidos Para Actuar y Unión y Fuerza).

Todas las asociaciones reclaman una solución ante la terrible plaga que están soportando en muchas de las comarcas de la Comunitat del Cotonet de Sudáfrica, el mal llamado el Cotonet de les Valls, y que después de nueve años de sus descubrimiento, “no solo no se le ha puesto remedio, sino que además se han prohibido los productos que mantenían a raya dicha plaga”.

El objetivo de la manifestación ha sido concienciar al gobierno de la Comunitat, al gobierno central y a la ciudadanía sobre la situación en la que se encuentra el sector citrícola ante está terrible plaga. Según las asociaciones organizadoras, el director general de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura del gobierno de la nación, Valentín Almansa, ha dejado a los agricultores sin armas para luchar contra esta plaga que afecta a los cítricos. Según han explicado los convocantes, millones de kilos se perderán está temporada, hay mucha producción afectada, campos enteros de naranjas que no se recolectarán a causa de las deformaciones que causa el Cotonet de Sudáfrica.

Los agricultores de cítricos de la Comunidad Valenciana defienden un control férreo en la fronteras y en puertos ante la entradas de los productos de terceros países, “ya que a causa de la laxitud de estos controles, cada día nos encontramos con más plagas en nuestra agricultura”.

Los convocantes de esta manifestación ha hecho un llamamiento a las autoridades competentes, para que se invierta más en insectarios públicos y al servicio delos agricultores, y así estos puedan luchar contra las plagas sin utilizar los productos químicos. “Si Europa quiere una alimentación sin pesticidas debe potenciar este tipo de instalaciones y no dejarlas en manos de la industria química y privada, es la mejor manera para que los agricultores puedan surtirse de los depredadores naturales de forma gratuita o con un mínimo de los costes y dejar de lado los pesticidas. Poner los insectarios en manos privadas podrían ser para los agricultores unos costes muy difícil de asumir”, señalan las asociaciones convocantes de la protesta.

Los organizadores agradecen a los Ayuntamientos de Vila-real y el de Castellón, las facilidades que les han dado para convocar esta manifestación, aunque también lamentan el pasotismo y la falta de empatía de otros ayuntamientos de municipios también afectados por la plaga con esta convocatoria. “Solo se les pidió que lo pusieran en el grupo de difusión WhatsApp de sus ayuntamientos y ni eso hicieron”, señalan.

Las asociaciones comentan que “esto es solo el principio de la guerra ante un Valentín Almansa que no entra en razones, de ahí el enfado mayúsculo del sector”. Y advierten que si tienen que ir a Madrid en caravana y plantarse ante su despacho lo harán. También avisan al ministro Luis Planas que tiene el deber de solucionar un tema de vital importancia para toda una comunidad.­