En 2019 sube el salario para el 73% de las trabajadoras agrarias

Registro suscriptores
ENESA OK
EFEAGRO.

El 72,91 % de las trabajadoras agrarias por cuenta ajena han visto mejorados sus salarios en 2019 a consecuencia de la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros mensuales, según un informe del Ministerio de Trabajo

trabajadora campesina agricultora

La subida del SMI ha afectado, sobre todo, a las mujeres trabajadoras.


El dossier “Mujeres en el mercado de trabajo, mujeres pensionistas y mujeres migrantes en el siglo XXI”, presentado al Consejo de Ministros, recoge que al menos el 11,08 % de las mujeres asalariadas del Régimen General y el 92,41 % de las empleadas de hogar han visto asimismo mejorados sus salarios.

Del informe se desprende que en España hay en la actualidad más mujeres trabajando que nunca, pero que dos de cada tres de los empleos más precarios son desempeñados por mujeres.

El texto constata el lento avance hacia la igualdad real de hombres y mujeres en el mercado de trabajo y en las pensiones, y de manera transversal en las migraciones, de acuerdo con el análisis de lo ocurrido en los últimos quince años (2003-2018).

Según el estudio, casi la mitad de las mujeres en edad activa (16-64 años) no están en el mercado de trabajo y están dedicadas a las “tareas del hogar” que incluyen los cuidados de personas, dado que la tasa de actividad de las mujeres es del 53,08 %, frente al 64,45 % de los hombres, lo que supone una brecha de 11,37 puntos.

La mayor dificultad a la que se enfrentan las mujeres a la hora de encontrar empleo es uno de los problemas que constata el informe, puesto que hay más mujeres que hombres en paro (156.100 más) y menos mujeres ocupadas que hombres (1.741.600 menos).

Otro de los problemas es la mayor precariedad laboral y una excesiva presencia del empleo a tiempo parcial, ya que de que 3 de cada 4 asalariados a tiempo parcial son mujeres y 1 de cada 4 trabajadoras tiene un contrato a tiempo parcial.

La consecuencia de la precarización del trabajo de las mujeres es la existencia de una brecha salarial del 15 % por hora normal trabajada y del 22,35 % en el salario anual, lo que se traduce en casi 6.000 euros de media menos al año para las mujeres.

Esa peor situación salarial origina que la subida del SMI para 2019 haya afectado a más mujeres que hombres, por lo que es previsible que contribuya a rebajar la brecha salarial.

La brecha salarial tiene una repercusión negativa en los derechos de las mujeres en materia de prestaciones, con una brecha del 35 % en pensiones, aunque Trabajo destaca que en el último año se ha reducido en 1,8 puntos, más que en toda la década anterior.