El año 2020 comienza con tensión en el campo

Hispatec primavera 2020
Anecoop Sandía 2020
FEDEMCO 2020 1
Efeagro.

El campo afronta 2020 pendiente de movilizarse por los bajos precios, el presupuesto de la PAC y la amenaza de ampliación de aranceles

tensión en el campo

El año 2020 ha comenzado con tensiones en el campo. / Gustavo Cárdenas

El campo afronta un 2020 preocupado, especialmente por la crisis de precios en origen, la amenaza de la ampliación a otros alimentos de los aranceles de Estados Unidos o la posible reducción presupuestaria para la futura Política Agraria Común (PAC) y pendiente de posibles movilizaciones.

En declaraciones a Efeagro, el presidente de Cooperativas Agro-Alimentarias, Ángel Villafranca, ha señalado que 2020 comienza con “tensión en el campo”, ya que está siendo “moneda de cambio” en las relaciones comerciales internacionales.

Según Villafranca, el campo está atento a la “amenaza clara” hecha por Estados Unidos de “incrementar o ampliar” los aranceles a alimentos y al presupuesto que finalmente se destine a la PAC.

En este sentido, ha recordado que el cooperativismo es de gran importancia para el sector del aceite de oliva, que espera en 2020 un cambio de rumbo en cuanto a los precios en origen.

Hay “reivindicaciones” sobre la mesa, ha apuntado, y desde Cooperativas apoyarán las acciones que sean necesarias, manifestaciones incluidas, si hay “unidad de acción”.

Por su parte, el presidente de Asaja, Pedro Barato, ha avanzado que su organización estará “muy pendiente” de lo que ocurra en los próximos meses con las “políticas y prioridades de la nueva Comisión Europea” de cara al “reto más importante”: la nueva PAC.

A la organización también le preocupa la persistencia en los desequilibrios en la cadena alimentaria, una posible subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que incremente costes al empresario y haga “inviables” nuevas contrataciones y la digitalización —“en condiciones”— del medio rural, además de pedir que se mantenga el IRPF en Estimación Objetiva (por módulos).

También se manifiestan atentos a Estados Unidos, que puede decidir “ampliar los aranceles” y a las repercusiones del acuerdo Unión Europea-Mercosur y de otros en negociación con Australia y Nueva Zelanda, “muy competidores en carne y leche” con España.

Pedro Barato ha insistido en que en 2020 el campo “va a salir a la calle” porque “la agricultura está dejada de la mano de Dios, sin ninguna decisión que se adopte”.

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha aventurado un año “muy complicado” porque “previsiblemente” se confirmarán recortes para la PAC, hay “nuevas amenazas” de aranceles por la “guerra comercial” entre EEUU y la Unión Europea y existe riesgo de que las crisis de precios se “cronifiquen”.

En su opinión, la situación en la cadena alimentaria es “crítica”, con un desequilibrio de precios entre sus eslabones que “no se corrige”, por lo que “no hay un reparto justo” de las rentas.

Desde COAG piden una mayor apuesta por un modelo social y profesional de agricultura en el que no tienen cabida, según Blanco, proyectos como la macrogranja de vacas de leche en Noviercas, sobre la que espera que no sea una realidad en los próximos 12 meses.

Ante estas perspectivas, Blanco ha reconocido que se está estudiando las movilizaciones pero son partidarios de que se hagan de forma conjunta.

Desde UPA han defendido que 2020 debe ser el año en el que se consigan unos precios “justos” para los productores, y para ello piden al nuevo Gobierno una mejora del funcionamiento de la ley de la cadena alimentaria y el apoyo a la agricultura familiar.

Ponen el foco en las “amenazas” de recorte presupuestario para la futura PAC, cuya reforma encara un año decisivo. Reclaman que se impulse la figura de la Titularidad Compartida, porque las “lagunas” que tiene esta ley “ya están identificadas”. Una reivindicación que llevan a Bruselas para que legisle con “figuras de igualdad” en “todos los países” para valorar y cuantificar el trabajo de las mujeres en el sector primario.