El campo frente al cambio climático

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Planasa Ajo
EFEAGRO.

El cambio climático disparará la variabilidad de la producción y su calidad, así como el riesgo de plagas

cambio climático

El cambio climático condicionará las producciones agrarias.

El cambio climático disparará la variabilidad de la producción y su calidad, así como el riesgo de plagas, una coyuntura que abre nuevas dificultades para gestionar la comercialización de alimentos y el acceso a los mercados.

En una mesa redonda celebrada en el marco del Salón de Gourmets, el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Mapama, Fernando Miranda, recordó que la población mundial para 2050 rondará los 9.500-10.000 millones de personas que requerirán alimentos “de forma distinta”, más aún cuando una clase emergente en África y sudeste asiático reclama productos occidentales.

“Si queremos producir más alimentos, será a costa de invertir más en tecnología y conocimiento”, aseguró Miranda. En Europa, la capacidad de producir más alimentos no es ilimitada porque no cuenta con más tierra ni agua o fertilizantes, ni tampoco posibilidad de utilizar más fitosanitarios, recordó.

La producción agrícola y ganadera tiene que ser cada vez más respetuosa con el medio ambiente y con el clima porque, entre otros aspectos, también los consumidores demandan esta sostenibilidad.

Fernando Miranda destacó que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente tiene muy asimilado que el sector debe transformarse hacia modelos y prácticas más sostenibles desde el punto de vista climático y medioambiental, que sean reconocidos por la sociedad española y europea, y permitan a los agricultores ganar valor añadido en los mercados.

Europa será, junto a América, la única área geográfica que en el futuro puede producir más alimentos de los que consume, ya que África y Asia serán deficitarias, por lo que “nosotros seremos donantes de alimentos para zonas emergentes del Planeta” y eso “nos dará mucha presión”, más aún en un escenario con menos recursos, señaló.

Problemas en el viñedo

Representantes de varias bodegas, por su parte, coincidieron en apuntar que el cambio climático se ha confirmado como uno de los principales enemigos para la industria elaboradora de vino de calidad, lo que urge medidas de adaptación y mitigación.

En otra mesa redonda celebrada en el marco del Salón de Gourmets sobre este temática, responsables de Administración y sector vitivinícola han analizado los retos que se plantean para agricultores y empresas ante la variabilidad climática y el avance de los fenómenos extremos.