El Gobierno aprueba el reconocimiento de las lonjas de referencia para vigilar los precios agrarios

Anecoop Sandía 2020
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

El registro de las lonjas de referencia servirá para conocer tendencias de precios del mercado y mejorar el funcionamiento de la cadena de valor

lonjas de referencia

Las lonjas de referencia proporcionarán información al Ministerio de Agricultura. / Mercabarna

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes los requisitos y el procedimiento para el reconocimiento de las lonjas de referencia de los productos agropecuarios, que jugarán un papel importante en la mejora del funcionamiento de la cadena de valor alimentaria.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) informó ayer que el Real Decreto detalla requisitos específicos sobre su funcionamiento, de forma que se mejore la objetividad y la transparencia de sus procedimientos para la constatación de los precios en origen. Estas lonjas serán las que proporcionarán información al MAPA, de forma que se pueda mejorar el funcionamiento y la transparencia de la cadena de valor de mercado en los sectores agrícolas y ganaderos.

Esta información servirá, también, para fines estadísticos a la Unión Europea y otros organismos, dentro de las actuaciones que realiza el Gobierno para avanzar, dentro de la normativa nacional y comunitaria, en el reequilibrio de la cadena alimentaria. Al mismo tiempo, con los datos que se reciban de estas lonjas se podrá informar a la sociedad sobre cotizaciones, tendencias de precios del mercado o precios de referencia de los distintos productos agrarios.

La nueva norma regula las condiciones que deben reunir las lonjas y sus asociaciones para que puedan ser reconocidas e inscritas en el Registro Nacional y los beneficios que pueden corresponderle. Establece, asimismo, la creación de un registro de lonjas representativas y de sus asociaciones, con el fin de que se contribuya a una adecuada ordenación de los mercados agrarios, a concretar estrategias comerciales, mejorar la capacidad de negociación de los agricultores o sustentar la formulación de políticas, entre otros aspectos.

Intensificar los controles

Por otro lado, el Gobierno ha pedido a las comunidades autónomas que intensifiquen los controles ante posibles incumplimientos de la Ley de la cadena alimentaria, recientemente modificada por el Ejecutivo central. Lo ha hecho en una carta remitida a todos los consejeros de Agricultura de las regiones, en la que les ha pedido que establezcan un procedimiento de coordinación que permita tramitar los expedientes sancionadores de acuerdo con el reparto competencial recogido en dicha ley.

Aparte de eso, ha dado instrucciones a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) para que coordine con las comunidades autónomas la elaboración de un Plan de Control de la Ley de la Cadena, en el que se establezcan los controles mínimos a realizar por cada autonomía en su territorio. Con ello “conseguiremos un efecto multiplicador en la capacidad inspectora destinada a velar por el cumplimiento de la ley”.

El ministro ha destacado la obligación de garantizar “entre todos” el cumplimiento “estricto” de esta ley, comprobando la existencia de contratos por escrito que cumplan la normativa y que los pagos se realizan en los tiempos establecidos. Por todo ello, les ha animado a que, en el ámbito de sus competencias, pongan en marcha las medidas urgentes aprobadas por el Gobierno.

Luis Planas ha destacado la importancia del diálogo y el trabajo conjunto entre las administraciones, ya que las autonomías pueden “contribuir significativamente a mejorar la situación de nuestros agricultores y ganaderos”.