La gota fría causa pérdidas de 550 millones de euros en el sector agroalimentario alicantino

Registro suscriptores
ENESA OK
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Asaja Alicante confirma que en 56.060 hectáreas de cultivo se perderá el 100% de la producción

gota fría

La peor parte se la llevan las hortalizas, seguidas de los cítricos. / Asaja Alicante

Tras los estudios realizados en campo y las primeras peritaciones, Asaja Alicante – Jóvenes Agricultores estima que las pérdidas ocasionadas por la reciente Dana / gota fría alcanzarán los 550 millones de euros para el sector agroalimentario que se desarrolla en la provincia de Alicante. Según la organización agraria, hay 56.060 hectáreas de cultivo en las que se perderá el 100% de la producción, lo que provocará daños directos en cosecha de 304,9 millones de euros, mientras que el impacto en exportaciones alcanzará 245,28 millones de euros.

A estas cifras, hay que sumar los inmensos daños ocasionados en la infraestructura agraria. Ante la gravísima situación que padece el sector primario, la organización agraria exige que se inyecte liquidez de manera inmediata a los agricultores. De lo contrario, muchos productores se verán obligados a abandonar sus explotaciones. Peligra el relevo generacional y peligra la continuidad de la propia actividad agrícola en comarcas como la Vega Baja si los productores no reciben ayudas suficientes antes de que finalice el año.

Las pérdidas económicas de la última Dana / gota fría, solo teniendo en cuenta los cultivos devastados, alcanzarán 538 millones de euros (304,9 millones en renta agraria y 245,28 en exportación). Ante la gravedad de la situación, Asaja Alicante exige, además de la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil (antigua declaración de zona catastrófica), la aprobación inmediata de un Real Decreto Ad Hoc /a medida que incluya la aportación directa de ayudas que estén a la altura de la catástrofe. Para ello, deberá contemplar un montante económico de más de 500 millones de ayudas directas para los agricultores, que deberán abonarse de manera inmediata y como plazo máximo antes de que finalice el año.

La peor parte de las consecuencias de la dana /gota fría se la llevan las hortalizas, donde se contabilizan 138,8 millones de euros de pérdidas, seguida de los cítricos (–78,14 millones). La línea de hortalizas posee un nivel de aseguramiento muy bajo, por lo que las pérdidas serán totales para los agricultores, de ahí que el Real Decreto que debe aprobarse deba articular medidas específicas para que los titulares de explotaciones puedan acreditar que se encontraban en plena producción y reciban ayudas directas.

“Hay que apoyar de forma comprometida y con ayudas directas a los productores de hortalizas de invierno que lo han perdido todo. El nivel de seguros agrarios es inferior al 7% y está plenamente justificado que se adopten medidas adicionales de manera excepcional. No se puede utilizar el seguro agrario como coartada para no pagar a los agricultores. Las pérdidas para la mayoría de los productores van a ser totales, al no ser el seguro de hortalizas una herramienta útil, ni atractiva para los agricultores. Por ello, las medidas que apruebe la Administración deben ir dirigidas a inyectar liquidez directamente a los titulares de explotaciones para hacer frente a los inmensos daños. Vamos a permanecer vigilantes y que no quede todo en papel mojado. La Administración debe estar a la altura y aprobar medidas que realmente sean paliativas a los efectos que están sufriendo”, advierte el presidente de Asaja Alicante – Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte.

También se ven muy perjudicados los cítricos, cuyos productores acumularán pérdidas en cosecha de 78,4 millones de euros. “La catástrofe ha supuesto la puntilla para este sector que es fundamental para la provincia de Alicante. El desastre llega después de una campaña ruinosa como consecuencia directa de los acuerdos de liberalización comercial con terceros países”, explica el presidente de Asaja Alicante.

Según el estudio elaborado por los técnicos agronómicos de Asaja Alicante, en total, se ha destruido por completo la cosecha que hay en 56.060 hectáreas de la provincia de Alicante, situadas principalmente en la comarca de la Vega Baja (75% de la superficie devastada en el conjunto del territorio alicantino).

La cifra de pérdidas en campo (304,9 millones de euros) supone el 44% del valor total del patrimonio agrícola de la provincia de Alicante, estimado en 690,85 millones de euros, teniendo solo en cuenta el valor de las cosechas en campo.

El estudio también destaca que las pérdidas en exportación (–245,28 millones de euros) ya suponen el 30% del valor de todas las exportaciones que se realizan anualmente, teniendo en cuenta que en el promedio de 2015/2018 estas se contabilizan en 817,61 millones de euros. Por último, debe considerarse que los daños para los agricultores son aún mayores ya que la propia infraestructura agraria se ha visto devastada.