La CE gravará productos agroalimentarios de EEUU si no suspende sus aranceles

Anecoop noviembre frutas
Gregal otoño 2021
EFEAGRO.

La CE tiene previsto elaborar una lista de productos de EEUU que gravará con un impuesto adicional en caso de que el país norteamericano no suspenda los aranceles

gasto en alimentación

Así se lo han trasladado os ministros españoles de Industria y de Agricultura a representantes de la plataforma que agrupa a los sectores más afectados por estos aranceles. / Archivo

La Comisión Europea (CE) tiene previsto elaborar una lista de productos de Estados Unidos, incluidos varios del sector agroalimentario, cuyas exportaciones al mercado comunitario gravará con un impuesto adicional en caso de que el país norteamericano no suspenda sus aranceles.

Así se lo han trasladado os ministros españoles de Industria y de Agricultura a representantes de la plataforma que agrupa a los sectores más afectados por estos aranceles, en una reunión conjunta en la que han destacado que la “prioridad absoluta” de Bruselas es, no obstante, poner fin a estas disputas a través de un acuerdo negociado.

La titular de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha dado detalles del calendario a seguir después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) apruebe formalmente el próximo 26 de octubre una autorización a la UE para poder imponer sanciones comerciales a Estados Unidos por un valor de casi 4.000 millones de dólares (unos 3.360 millones de euros al cambio actual).

La decisión de la OMC castiga una serie de ayudas públicas otorgadas a la compañía aeronáutica Boeing; este mismo organismo ya penalizó por similares razones a la UE debido a las subvenciones dadas al consorcio Airbus por parte de Alemania, Francia, España y Reino Unido.

El fallo de la OMC permitió en la práctica a EE.UU. hace ahora justo un año imponer aranceles para gravar la compra de productos procedentes de esos cuatro países europeos por valor de 7.500 millones de dólares (6.300 millones de euros).

En la lista de productos españoles afectados se encuentran el aceite de oliva, el vino, la aceituna, los quesos, los embutidos de cerdo, zumos, licores, moluscos y frutas en conserva.

Por este motivo, el Gobierno ha reclamado a la CE “una posición firme en las negociaciones para la retirada de los injustos aranceles impuestos al sector agroalimentario e industrial español como consecuencia del caso Airbus”, según han precisado los dos ministerios implicados en un comunicado.

Una vez elaborada la lista con los productos de EE.UU. susceptibles de ser gravados con tasas adicionales, ésta tendrá que ser aprobada en el Comité de Obstáculos al Comercio de la UE, un procedimiento “que se resolverá en los próximos días”, de acuerdo con estas mismas fuentes.

“España ha solicitado a la UE que ejerza sus derechos en el marco de la OMC, a menos que EE.UU. acceda a suspender los aranceles contra los productos españoles”, ha resaltado Maroto, quien ha incidido en que desde el “Viejo Continente” siempre se ha abogado por “buscar una solución negociada al conflicto Airbus-Boeing que, hasta el momento, no ha sido posible”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dejado claro que el objetivo no es el de “entrar en una guerra comercial” con Washington, pero Bruselas sí debe “defender eficazmente” los intereses de España y el resto de sus miembros.

En su opinión, la resolución de la OMC facilitará que la administración de Estados Unidos se siente a la mesa de negociaciones.

Tanto Planas como Maroto han garantizado a sus interlocutores que se encuentran en “permanente contacto” con la CE para “intensificar la ofensiva diplomática” con Washington.

Representantes del sector agroalimentario español han instado en las últimas semanas al Gobierno y a la CE a trabajar con insistencia por la suspensión de los aranceles, que han perjudicado las exportaciones al país norteamericano durante el último año.

No obstante, han reconocido que las conversaciones tendrán que esperar a la celebración de las elecciones presidenciales en EE.UU., el próximo 3 de noviembre.