La UE mantiene las medidas antidumping para las mandarinas en conserva de China

Anecoop noviembre frutas
Gregal otoño 2021
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

La Comisión Europea ha establecido un derecho antidumping definitivo sobre las importaciones de mandarinas chinas preparadas o conservadas

antidumping

China es el país del mundo con mayor producción de mandarinas preparadas o conservadas, que oscila entre las 540.000 y 700.000 toneladas anuales. Archivo

La Comisión Europea ha establecido un derecho antidumping definitivo sobre las importaciones de mandarinas preparadas o conservadas originarias de la República Popular China, el país del mundo con mayor producción, que oscila entre las 540.000 a 700.000 toneladas anuales.

Según el Reglamento de Ejecución 2020/1534 que este pasado jueves recogía el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), el tipo del derecho antidumping definitivo aplicable al precio neto franco en la frontera de la Unión Europea para los envíos desde China oscila ahora entre los 361,4 y 531,2 euros/tonelada, según las empresas. Estas medidas podrán aplicarse durante un máximo de cinco años tras la entrada en vigor del Reglamento, momento en el que deberán volver a ser reconsideradas.

Bruselas alega que ha reconsiderado esta medida, que ya estuvo en vigor con anterioridad, en gran medida porque el mercado de la Unión Europea es significativamente más pequeño que la capacidad excedentaria disponible de los productos chinos, que ha aumentado debido a los problemas comerciales surgidos con Estados Unidos.

Según los cálculos de la UE, “los productores chinos han perdido en torno a 55.000 toneladas de exportaciones a ese país, que pueden reorientarse fácilmente al mercado de la Unión Europea”, donde el precio medio de entrada se situaba en el momento de la investigación en unos 1,17 dólares/kg (0,99 euros/kg).

En concreto, las partidas afectadas son conservas y preparados de tangerinas, satsumas, clementinas, wilkings y demás híbridos similares de cítricos sin alcohol añadido. Y en abril de 2020, precisa la normativa, había en torno a 160 productores de mandarinas en conserva en China.

Para la Comisión Europea, “la expiración de las medidas actuales daría lugar a un aumento de las importaciones objeto de dumping procedentes de China al mercado de la UE” si se tiene en cuenta “la gran capacidad de producción disponible en China y, por tanto, la de aumentar rápidamente su volumen de producción”.

En la investigación para adoptar esta medida, Bruselas ha contado con información facilitada por la firma Agricultura y Conservas, con sede en Algemesí (Valencia) y por Industrias Videca, de Villanueva de Castellón (Valencia), así como de las chinas Zhejiang Taizhou Yiguan Food Company y su empresa vinculada Zhejiang Merry Life Food Company. La Comisión, según el reglamento, rechazó todos los argumentos formulados por la parte china respecto a la presencia de estatal en las empresas del país que, a su juicio, permite al Estado interferir en los precios y costes de los productos.

Una buena noticia

El presidente de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, Cirilo Arnandis, ha valorado de forma “muy positiva” que el proceso de reevaluación de las condiciones que motivaron en 2013 el restablecimiento de las medidas antidumping a los cítricos procesados y conservas procedentes de China se haya saldado con la renovación de estas.

Arnandis destaca que “la eliminación de dichas medidas hubiera supuesto un grave perjuicio para la industria nacional, además de un riesgo para su pervivencia futura” y comparte la valoración de que “en estos momentos, los condicionantes que provocaron la imposición de estas medidas siguen existiendo, ya que los costes de producción chinos son sensiblemente inferiores a los comunitarios y la capacidad y el interés del país asiático de inundar el mercado europeo con sus exportaciones sigue intacta”. A este respecto, el Reglamento publicado concluye que “la expiración de las medidas desataría muy probablemente una presión inmediata y drástica, en términos de volumen y precios, de las importaciones procedentes de China” y “daría lugar a la reaparición del perjuicio para la industria de la Unión”.

Tras alcanzar esta conclusión, el Reglamento establece un derecho antidumping definitivo sobre las importaciones de mandarinas preparadas o conservadas (incluidas las tangerinas y satsumas), clementinas, wilkings y demás híbridos similares de cítricos, sin alcohol añadido, incluso con azúcar u otro edulcorante, originarios de China, que se ha fijado en derechos individuales con un importe por tonelada que oscila entre los 489 y los 531 euros, que podrán aplicarse durante un máximo de cinco años tras la entrada en vigor del Reglamento, momento en el que deberán volver a ser reconsiderados.

Para Cirilo Arnandis, “esta noticia insufla aire a la industria española de preparados de estas características, que se concentra principalmente en la Comunitat Valenciana y, más concretamente, en las comarcas de La Ribera”. El presidente de Federació se ha mostrado satisfecho no solo con la publicación del Reglamento, si no también “con el trabajo desarrollado desde el sector para defender la necesidad de la continuidad de estas medidas, que finalmente ha ofrecido el resultado esperado y deseado”.