Planas considera que la subida del SMI es compatible con la competitividad

FEDEMCO 2020 1
Registro suscriptores
EFEAGRO.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha considerado que la subida del SMI en el sector agroalimentario es compatible con que el país siga siendo competitivo en materia agrícola y ganadera

integración cooperativa agroalimentaria

Para mantener la competitividad habrá que trabajar en calidad e innovación, según el ministro./ GVA

Planas ha asegurado este jueves que el nuevo aumento no es un factor “inasumible” para el sector, aunque ha reconocido que para mantener los niveles de competitividad habrá que trabajar en calidad e innovación para lograr un equilibrio.

El ministro se ha pronunciado así después de que la patronal y los sindicatos acordaran -con la mediación del Gobierno- una nueva subida del SMI hasta 950 euros en 2020, incremento que según las organizaciones agrarias amenaza con generar problemas de rentabilidad para agricultores y ganaderos.

Planas ha recordado que el sector agroalimentario está muy internacionalizado -vende más del 50% de lo que produce al exterior- y compite con países como los centroeuropeos u otros extracomunitarios con diferencias muy sensibles en cuanto a salarios.

En su opinión, la mejora del salario mínimo es “una gran noticia”, tras mostrarse confiado en que el impacto de esta medida en el sector sea menos negativo que el pasado año, cuando pasó de 736 a 900 euros.

Por otra parte -y en torno a la competitividad-, Planas ha destacado que España es un país especialmente potente en tecnología aplicada a la agricultura, con el uso de herramientas avanzadas para gestión de riegos y drones, o incluso para evitar el uso excesivo de pesticidas en el campo.

Ha recordado, además, que pretende impulsar los planes de Formación Profesional relacionados con la actividad primaria, un asunto sobre el que mantiene conversaciones con el Ministerio de Educación.

Preguntado por los aranceles de Estados Unidos a productos agroalimentarios como el aceite, el vino o el queso, el ministro ha adelantado que tiene previsto verse el próximo lunes en Bruselas con el secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Sonny Perdue, al que le transmitirá su posición, contraria a estos impuestos.

Planas ha reconocido que el sector atraviesa un momento “complejo” por diferentes motivos, como las guerras comerciales y los aranceles, a los que se suma los problemas de precios en origen en algunos sector, el cambio climático y la negociación de la Política Agrícola Común (PAC).

“Lo primero es recuperar la reputación de agricultores y ganaderos (…) Merecen reconocimiento social”, ha insistido el ministro, quien ha anticipado que trabajarán duro para que el sector sea neutro en emisiones de dióxido de carbono en el año 2050, una meta “relativamente sencilla” a su juicio.

También ha resaltado que durante la legislatura promoverá dotar de mayor presupuestos a los seguros agrarios y se revisarán varias leyes, como la de la Cadena Agroalimentaria o la de la Pesca.

Además, ha citado entre sus objetivos cambiar la Ley de Representatividad de las Organizaciones Agrarias, un tema complejo para el sector y para el que apuesta por “otros modelos” diferentes al actual, que plantea celebrar elecciones generales en el campo.