UPA-UCE pide la declaración de zona catastrófica para los municipios afectados por las tormentas

GIRÓ 2020
Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

12 millones de euros es la cifra de pérdidas que deja el pedrisco de la semana pasada, siendo el tabaco el cultivo más afectado con más de 10 millones

lluvias

UPA-UCE Extremadura pide la declaración de zona catastrófica para los municipios afectados por las tormentas de pedrisco./ Archivo

UPA-UCE Extremadura pide la declaración de zona catastrófica para los municipios afectados por las tormentas de pedrisco, lluvia y fuertes vientos que se registraron la semana pasada en la región y que provocaron graves daños en las explotaciones. Las zonas más afectadas por las tormentas han sido La Vera, Sierra de Gata, Las Hurdes y Vegas Altas.

Desde UPA-UCE Extremadura destacan que el cultivo más afectado ha sido el tabaco y avanza que son 2.500 las hectáreas que han quedado afectadas, lo que se traduce en unas pérdidas de alrededor de 5 millones de kilos de tabaco. “Esto puede hacer que, por primera vez en mucho tiempo, no se cubra la contratación a pesar de que sea más baja en relación con el año anterior”, mantiene el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Otro de los cultivos más afectados, y que también es emblemático en esta zona, es el pimiento para pimentón, en el que UPA-UCE estima que hay unas 300 hectáreas afectadas. Además, también se han registrado daños en el olivar de Sierra de Gata y Las Hurdes, con más de mil hectáreas.

Los dos episodios de tormentas de la semana pasada también provocaron daños en cultivos de las Vegas Altas. “Hablamos de una situación catastrófica la que se ha generado en estas zonas donde muchas familias han perdido el trabajo de todo un año”, señalan desde esta organización agraria.

Por todo ello, UPA-UCE cifra las pérdidas por estas últimas tormentas en 12 millones de euros, de los cuales solo en el tabaco se van a perder más de 10 millones. “Es necesario actuar ante esta situación, por eso planteamos a las administraciones la declaración de zona catastrófica que permita establecer medidas de apoyo a los afectados”, reclaman.

Además, desde UPA-UCE animan a que los alcaldes de los pueblos afectados se sumen a esta petición mediante la aprobación de mociones en los Ayuntamientos.