Agricultores se concentran junto a la frontera con Francia para la jornada de protestas

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Existen retenciones en las carreteras y los trabajadores del campo se acercan a la frontera con Francia para comenzar la jornada de protestas y bloqueos

El objetivo es pedir al Gobierno español y a las instituciones de la Unión Europea más apoyo y control a las importaciones. / BFMTV

Efeagro.

Caravanas de agricultores ya están provocando retenciones en las carreteras y se acercan a la frontera con Francia para comenzar la jornada de protestas y bloqueos, con el fin de reivindicar ante el Gobierno español y de las instituciones de la Unión Europea (UE) más apoyo y control a las importaciones.

Agricultores con sus tractores, convocados por plataformas independientes, se dirigen a los puntos fronterizos en Navarra, el País Vasco, Aragón y Cataluña, donde ya se notan los primeros problemas de tráfico, en concreto en La Jonquera (Girona); en una columna de Cataluña hay unas 450 personas, según los convocantes.

En La Jonquera se han cortado dos carriles de la AP-7, principal conexión terrestre entre España y Francia, a la altura de Llers, y la A-2 acumula 5,5 kilómetros de retenciones, según la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Servei Català de Trànsit.

En la provincia de Tarragona, los manifestantes también han interrumpido el tráfico de la n-240 entre Valls y Montblanc, en ambos sentidos.

Está previsto que los agricultores corten a pie y con tractores la frontera en Irún-Biriatou (País Vasco español y francés), Canfranc y Sallent de Gállego (Aragón), Bossóst, La Seu D’Urgell, Puigcerdà, Coll D’Ares y la Jonquera (Cataluña).

En Navarra, varias decenas de tractores se dirigen hacia la frontera con Francia sin que por el momento se hayan registrado incidencias al tráfico; unos sesenta de estos vehículos han partido de Ezcabarte dirección norte, informan a EFE fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, que indican que no constan afecciones al tráfico por esta causa.

La acción se produce en la recta final de la campaña para las elecciones europeas, que en España se celebrarán el domingo, 9 de junio.

El portavoz de una de las plataformas convocantes, Revolta Pagesa, Eduard Escolá, ha declarado a Efeagro en conversación telefónica desde La Seu D’Urgell (Lleida), que a la frontera acudirán agricultores de todo el país, para una jornada de 24 horas, con la que esperan “respuestas” de España y de la UE.

Este 3J es la consecuencia directa del corte de la frontera que un grupo de agricultores vascos y navarros protagonizó en marzo pasado en la frontera de Irún.

Escolá, que participa en una columna a la que se han unido “unos 450 agricultores” con sus vehículos de Tarragona y de comarcas de otras provincias, como el Penedés la del Segarra, ha explicado que los productores han difundido un manifiesto con peticiones al Gobierno español y a las instituciones comunitarias.

“La UE debe hacer prevalecer nuestros productos, frente a los que entran de fuera”

Entre ellas, destacan una reducción de los impuestos y ayudas frente al coste de los carburantes, ante el incremento “inasumible” de los costes de producción; también piden elevar el control de los productos importados. “La UE debe hacer prevalecer nuestros productos, frente a los que entran de fuera”, ha subrayado.

El portavoz de Revolta Pagesa ha advertido de que si tras el bloqueo de este lunes no reciben respuestas convocarán “cortes indefinidos”.

Los agricultores movilizados este lunes cuentan con el apoyo de sindicatos agrícolas franceses al otro lado de la frontera, pero no se prevé que participen organizaciones profesionales agrarias a nivel estatal como Asaja, COAG y UPA, ni Cooperativas Agro-alimentarias o Unión de Uniones.

En Francia, las autoridades de los departamentos fronterizos con España han anunciado las restricciones al tráfico rodado que van a imponer ante los bloqueos previstos.

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha llamado a las fuerzas y cuerpos de seguridad a “reprimir” a los agricultores que pretendan impedir el derecho a la libre circulación de los más de 20.000 camiones españoles que cruzan a diario la frontera española.