Ailimpo se suma a Freshfel en el desarrollo del PEFCR para medir la huella ambiental de las frutas y hortalizas

Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El objetivo del PEFCR es disponer de una metodología de huella ambiental estandarizada y de vanguardia para el sector hortofrutícola

El desarrollo de un PEFCR con normas de categoría específicas para las frutas, hortalizas y cítricos garantizará resultados comparables. / AILIMPO

Valencia Fruits. Redacción.

Freshfel Europe, junto con algunos de sus miembros, entre los que se encuentra Ailimpo, ha decidido embarcarse en el desarrollo de un Reglamento de Categoría de Huella Ambiental de Producto —Product Environmental Footprint Category Rules (PEFCR)— para el sector de las frutas y hortalizas.

La metodología PEFCR específica para el sector de frutas y hortalizas tiene como finalidad desarrollar un método objetivo y estandarizado de la huella ambiental, una base de datos y una herramienta digital para el sector de frutas y hortalizas, incluyendo los cítricos, que sea ampliamente aceptada por toda la cadena de suministro, desde los productores, las empresas de manipulado y la industria, hasta el retail, los consumidores y las entidades financieras.

El impacto medioambiental de los productos ha ganado cada vez más atención impulsado por las demandas de sostenibilidad tanto de la cadena de suministro como de la legislación. Cada vez más consumidores buscan información fiable sobre la sostenibilidad, y en paralelo las ONG exigen transparencia. Además, las instituciones financieras, el retail y otras grandes empresas también están exigiendo una mayor transparencia, en parte debido a la entrada en vigor de nuevas regulaciones, como la Directiva de la UE sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD), la legislación obligatoria de diligencia debida y el etiquetado de sostenibilidad de los alimentos. Y en esta línea, el sector, más pronto que tarde, tendrá que ser transparente sobre el impacto medioambiental de sus productos.

Algunas empresas y asociaciones del sector hortofrutícola han calculado la huella medioambiental de sus productos. Sin embargo, los esfuerzos del sector por abordar la sostenibilidad mediante el cálculo de la huella ambiental han sido muy dispersos y no han tenido coordinación sectorial hasta ahora. Esta fragmentación ha dado lugar a una continua proliferación de certificaciones, alegaciones, iniciativas y etiquetas medioambientales, lo que provoca confusión y desconfianza en los mercados.

El desarrollo de un PEFCR con normas de categoría específicas para las frutas, hortalizas y cítricos garantizará resultados comparables. El PEFCR tardará dos años en desarrollarse y estará abierto dos veces a la consulta pública durante este periodo. Su desarrollo seguirá de cerca el proceso oficial del PEFCR de la Comisión Europea para estar bien alineado para su futura aprobación como metodología estándar del PEF (Product Environmental Footprint – Huella Ambiental de Producto basado en el Análisis de Ciclo de Vida) del sector en la Unión Europa. El proyecto contará con el apoyo técnico de Wageningen Economic Research y revisará las actuales normas de categoría HortiFootprint para el sector de los productos frescos.

El desarrollo es sin duda complejo y ambicioso, ya que el PEFCR considerará 16 indicadores medioambientales, entre los que se incluyen el cambio climático, el uso de recursos (fósiles), la toxicidad, la acidificación, el uso del agua y el uso del suelo. El gran número de indicadores y la complejidad del método dan lugar a una gran demanda de datos sobre los procesos primarios del sector hortofrutícola, es decir, sobre todo lo que decide un agricultor. La capacidad de cuantificar esos 16 indicadores medioambientales y de controlar la huella anualmente proporciona al sector una sólida herramienta de gestión, ofreciendo también oportunidades de reducción de costes gracias a una mayor eficiencia.

El principal beneficio del desarrollo de un método uniforme como el PEFCR es la creación de confianza tanto B2B como B2C. Esta metodología apoya las comparaciones justas aumentando la fiabilidad de la información sobre la huella ambiental y las declaraciones de impacto ambiental.

Por otra parte, en abril de 2021, la Comisión Europea adoptó una propuesta de Directiva sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) que obliga a las grandes empresas (con más de 500 empleados) a publicar informes periódicos sobre el impacto social y medioambiental de sus actividades. Todavía no se han formulado los requisitos exactos de los indicadores medioambientales sobre los que se debe informar, pero tener disponibles los resultados del PEFCR ayudará a las empresas a hacer frente a los requisitos de la CSRD. Y también las preparará mejor para abordar las iniciativas de información voluntaria a nivel de empresa, como el Proyecto de Divulgación del Carbono (CDP), la Iniciativa de Información Global (GRI), el Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima (TCFD) y la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi).

Para Ailimpo participar en este proyecto coordinado por Freshfel es una cuestión clave ya que “la metodología PEFCR para las frutas y hortalizas pondrá en marcha la preparación del sector para mantener la competitividad en los próximos años, y además es muy probable que la Comisión Europea utilice la metodología PEF en la próxima legislación de la UE sobre declaraciones ecológicas y etiquetas de sostenibilidad de los alimentos”. Por lo tanto, el desarrollo del PEFCR garantiza al sector la preparación para la futura legislación de la Unión Europea y asegura el cumplimiento con las políticas que se prevé que entren en vigor en un futuro próximo.

Los miembros de Freshfel Europe que participan en la Iniciativa de la Huella Ambiental de Freshfel son: Ailimpo, ANPP, Apeel Sciences, Assomela, Bama Gruppen, Bayer AG, BVEO, COLEACP, Dole plc, Greenyard, Fresh Produce Centre, IG International, Interfel y VBT. Freshfel Europe actúa como representante del sector dentro de la Iniciativa, con el apoyo y la cooperación de la Asociación Europea de Semillas Germinadas (ESSA) y Growing Media Europe.