Ailimpo. Mercado de limón y pomelo, del 23 al 29 de enero de 2023

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Ailimpo.

Resumen informativo de la coyuntura de mercado del limón y pomelo en España facilitada por Ailimpo-Consejería de Agricultura de Murcia, durante el periodo comprendido del 23 al 29 de enero de 2023. Precios origen. Semana 4/2023.

Advertencia Consejería Agricultura Murcia: La información contenida en este documento tiene un carácter exclusivamente ORIENTATIVO, de ningún modo posee carácter oficial. Está obtenida como consecuencia del seguimiento que realiza esta Unidad con el único objeto de orientar acerca de las cotizaciones más representativas de cada producto agrícola y ganadero. Por ello, las transacciones realizadas en los periodos de referencia, pueden haber sido realizadas a unas cotizaciones que no se correspondan con las reflejadas en este documento Por tanto la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca no se hace responsable de cualquier uso que se le pretenda dar, mas allá del indicado como orientativo.

LIMÓN€

Limón Fino Todo Limón (Murcia): 0,32-0,48 e/Kg

AILIMPO ha publicado su informe de revisión de aforo de enero con una caída del 7% del volumen estimado de cosecha sobre la cifra anunciada en septiembre que ya reflejaba una merma del 10% sobre el balance de 21-22. En paralelo los datos de avance de campaña a 31 de diciembre indican una caída del 20% del limón recolectado debido a la caída de la exportación y de la industria. Del lado del mercado los limones no están exentos de la ralentización de la demanda que afecta a todas las familias de cítricos y los ritmos de venta parecen más tranquilos.

POMELO

Pomelo Rojo (Murcia): 0,26-0,30 e/Kg

Se mantiene el equilibrio del mercado europeo del pomelo. Como venimos señalando las últimas semanas, la oferta mundial sigue siendo moderada debido al descenso de la producción de todos los orígenes mediterráneos. Así, por ejemplo, las exportaciones israelíes se mantienen un -26% por debajo de la media cuatrienal. Sin embargo, la menor oferta permite que los precios se mantengan estables de una semana a otra debido a que la demanda no está activa.