Las alternativas vegetales, la robótica y el control alimentario consolidan su tendencia

Laiguant Prime
ETYGRAF WEB

Las nuevas prácticas para evitar el desperdicio alimentario, la fabricación de extractos vegetales o el seguimiento reproductivo de especies son muestra de innovación en la industria alimentaria

Entre las principales tendencias de la alimentación actual están las nuevas proteínas vegetales, las experiencias sensoriales, las nuevas tecnologías y los productos sostenibles. / GVA

Efeagro.

Las alternativas vegetales o “plant-based”, el uso de la robótica en los procesos productivos y las últimas tecnologías de control de los alimentos son algunas de las tendencias de innovación que más se están consolidando en la industria alimentaria en España.

Así lo han puesto de manifiesto los participantes de la jornada Alibetopías 2023, organizada este jueves por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) junto a la Plataforma Tecnológica Food for Life-Spain (PTF4LS), con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Entre las principales tendencias de la alimentación actual están las nuevas proteínas vegetales, las experiencias sensoriales, las nuevas tecnologías y los productos sostenibles que reclama el consumidor consciente, ha afirmado el director de Innovación del grupo Pascual, Alejandro González.

El futuro de la innovación está marcado por aspectos como la salud y la nutrición personalizada, según González, para quien el sector todavía está “muy regulado” en el terreno de las tecnologías disruptivas, que ofrecen un gran potencial, con fermentaciones, bioestimuladores, nanotecnología y otros conceptos.

Fábricas automatizadas

En cuanto a las tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial y la automatización, el responsable del negocio de Siemens en la industria de alimentos y bebidas, Manuel Cadenas, ha destacado los esfuerzos en integrar las plantas mediante una plataforma cada vez “más flexible y abierta”.

“Cada vez menos industriales quieren ser propietarios de las inversiones” en sistemas de automatización, por lo que dependen de las empresas tecnológicas, ha asegurado el directivo de Siemens, que está apoyando a compañías españolas para cultivar lúpulo y albahaca en vertical.

El director de Transformación digital de Bodegas familiares Matarromera, Rubén Arce, ha señalado que, mediante aplicaciones informáticas, están controlando a diario los costes en las explotaciones y logrando un uso más eficiente de los productos fitosanitarios.

También han colocado un sistema en los tractores que sube los datos a la nube y obtiene una trazabilidad total de las labores realizadas.

La empresa Naturuel, del grupo Tervalis, está recuperando variedades rústicas de productos naturales como la lavanda, el azafrán, el girasol o el aceite de oliva en la provincia de Teruel, ha precisado su director de Investigación, Desarrollo e Innovación, Sergio Ramos.

El responsable también ha explicado sus esfuerzos por producir carnes diferenciadas de calidad, así como por lograr una economía circular con cero huella de carbono gracias al uso de energías renovables.

Laboratorios al frente

En los laboratorios se está trabajando en microbiología predictiva dedicada la seguridad de los alimentos, a través del análisis de riesgo de determinados patógenos, como ha detallado la catedrática de Nutrición de la Universidad de Córdoba, Rosa María García-Gimeno.

En ese sentido, existen proyectos dedicados a medir la eficiencia de reutilizar el agua del lavado, dar valor añadido al uso de probióticos en la aceituna de mesa, tratar la preservación de los productos acuícolas y evaluar el riesgo de distintas bacterias en el procesado.

El centro tecnológico de Cataluña Eurecat está participando con otros centros y empresas en el empleo de las tecnologías ómicas, que estudian el material genético, para mejorar la alimentación, ha apuntado su director científico de Biotecnología, Francesc Puiggròs.

Uno de sus proyectos está dirigido a conseguir nuevas combinaciones de proteínas, un procesado sostenible y una nutrición de precisión viable en el futuro.

El representante de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac), Luis Mata, ha puesto de ejemplo el desarrollo de una metodología para cuantificar la leche de diferentes especies en los quesos de mezcla, que representan el 40 % de la producción en España y están sujetos a ciertas normas en función de su composición.

El director general de la fundación Alicia, Toni Massanés, ha instado a servirse de la alta gastronomía para desarrollar alimentos para personas con necesidades especiales, como diabéticos o enfermos de cáncer.

Las nuevas prácticas para evitar el desperdicio alimentario, la fabricación de extractos vegetales o el seguimiento reproductivo de especies como el salmón son muestra de innovación en la industria alimentaria, entre otros casos expuestos.