Aragón activa ayudas para invernaderos afectados por Filomena

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

El Gobierno aragonés ha aprobado un plan de subvenciones dotado con cinco millones de euros

Así quedaron los invernaderos en la huerta de Zaragoza. / JAVIER ORTEGA

Javier Ortega. Aragón.

El Gobierno de Aragón ha activado un plan de subvenciones, dotado con cinco millones de euros, ampliables, para préstamos bonificados destinados a los titulares de explotaciones hortícolas con invernaderos afectados por la borrasca Filomena. Así lo anunció la semana pasada el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, en una reunión con representantes de la Asociación de Hortelanos y Productores de Zaragoza.

La nieve acumulada hizo que se desplomaran los invernaderos dedicados a borraja, acelga y otras hortalizas, ubicados en el término municipal de Zaragoza, en los barrios rurales de Peñaflor, Montañana, Santa Isabel y Cogullada, y alrededores, en las localidades de Cuarte de Huerva y Cadrete. Se trata de invernaderos conocidos como “tipo Capilla” o “tipo Almería”, unas infraestructuras de cubierta plana, que pueden ser de plástico o de malla. Tanto la producción como el inver- nadero quedaron total mente destrozados.

La ayuda irá dirigida a hacer frente a los daños que, como consecuencia de una situación excepcional, se han producido en infraestructuras agrarias, puesto que las perdidas en cultivos son cubiertos por los seguros agrarios.

El objetivo es poder subvencionar créditos blandos de interés cero, un tipo de préstamo en el que el Gobierno de Aragón se hace cargo de los intereses, asumiendo la totalidad del coste financiero.

Las subvenciones se destinan a hortelanos profesionales que llevan a cabo su actividad bajo invernaderos y obligatoriamente son usuarios del seguro agrario o se comprometen a contratarlo. 

El consejero recordó que “la herramienta más eficaz para hacer frente a los daños agrícolas es el seguro agrario, de ahí que el Gobierno de Aragón destine 8,6 millones de fondos propios a incentivar su contratación”.

En 2020, el apoyo público a la contratación de seguros agrarios ascendió en su conjunto a 24,7 millones de euros y más de 7.200 agricultores aragoneses se beneficiaron de esta ayuda que además prioriza a los jóvenes.

Olona explicó que, una vez evaluados los daños provocados por Filomena, no se descarta extender esta línea a otras actividades agrícolas o ganaderas que con carácter excepcional hayan sufrido daños que excedan a los contemplados por el seguro agrario.

El consejero de Agricultura añadió que “se trata de que los agricultores puedan hacer frente a problemas de liquidez generados por un acontecimiento inesperado, en el caso de que se hayan provocado daños estructurales que vayan más allá de afecciones en cosechas”.

Igualmente, recordó que está abierta la convocatoria de modernización de explotaciones e incorporación de jóvenes, a la que estos y el resto de agricultores aragoneses pueden optar.

La convocatoria está dotada con 30 millones de euros y el plazo para presentar las solicitudes finaliza el 15 de marzo.

Junto a los invernaderos, los más dañados por la borrasca Filomena han sido los olivos, con ramas tronchadas e incluso árboles arrancados de cuajo, con una merma superior al 50%. Desde el gobierno de Aragón se estima que han resultado afectadas unas 30.000 hectáreas de las 50.000 que hay en Aragón dedicadas a este cultivo.

En las comarcas turolenses del Matarraña y el Bajo Aragón, a esa afección del 50% se le suma el destrozo que había provocado la borrasca Gloria el año pasado y que también se cuantificó en un 50%. Por lo tanto, hay muchas parcelas en las que los árboles han quedado completamente destrozados. En los municipios zaragozanos de Belchite y de Codo se han visto afectadas entre 1.000 y 1.200 hectáreas de olivar tradicional y centenario de secano.

El olivar es un cultivo tradicional en estas comarcas y supone un importante complemento económico para muchas familias que se dedican a la agricultura, cuya renta se ve ahora comprometida durante los próximos 4 años. Por eso, algunas organizaciones, como UAGA, habían solicitado que se declarase al olivar zona catastrófica.

No obstante, el Gobierno central declaró la semana pasada zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil —actual denominación de la zona catastrófica— a Aragón y a la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Asturias, La Rioja y Navarra. Sin embargo, la provincia de Teruel todavía espera recibir los 30 millones de euros prometidos por los efectos de Gloria hace ahora un año.