Arranca la campaña de la uva del Vinalopó

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

El sector pondrá en el mercado 35 millones de kilos en una campaña con mucha
incertidumbre por los efectos de un verano excesivamente caluroso y largo

Una imagen del primer corte de la campaña con diversos cargos políticos. / VF

Valencia Fruits. Redacción.

La campaña de la uva de mesa del Vinalopó ha arrancado esta semana con el corte del primer racimo y una previsión de producción cercana a los 35 millones de kilos, algo menos que el año pasado, sobre una superficie de cultivo de 1.750 hectáreas.

Al corte del primer racimo se han acercado el president de la Generalitat, Carlos Mazón, el conseller de Agricultura, José Luis Aguirre, el presidente de la Diputación de Alicante, Toni Pérez, y el alcalde de Aspe (Alicante), Antonio Puerto, que han acompañado al presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Uva de Mesa Embolsada del Vinalapó, José Bernabéu.

Bernabéu ha incidido en el hecho de que este año la campaña se presenta “incierta” por el verano “excesivamente caluroso y además muy largo” que se ha vivido en la provincia de Alicante.

Asimismo, ha destacado que ha habido que hacer más aportación de agua de la necesaria, con lo que se aumentan los costos de producción, aunque a pesar de ello ha asegurado que el sector “lleva más de cien años luchando con esto y aguanta a las temporadas curtiéndose en estas batallas”, por lo que espera obtener resultados positivos en 2023.

La campaña de este singular fruto incluye la protección de los racimos en bolsos de papel, hecho que favorece una uva con piel más fina y coloración uniforme

Las seis variedades de uva amparadas por la DOP son la de Ideal, Aledo, Rosetti, Red Globe, Doña María y Victoria, las cuales se cultivan principalmente en los municipios alicantinos de Agost, Aspe, Monforte del Cid, Novelda, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes y La Romana.

Una técnica extraordinaria

Mazón ha asegurado que en esta campaña “tienen a la Generalitat detrás” y que, personalmente, “siempre” le van a tener al lado, al tiempo que ha reivindicado la figura de las denominaciones de origen “porque es una manera de trabajar que implica una calidad, una seguridad, una protección y que da confianza al consumidor de que se están haciendo bien las cosas”.

Así, ha ensalzado “esta técnica tan extraordinaria que mantiene los nutrientes de una manera que ninguna otra técnica la mantiene y que sigue en vigor”, por lo que, ha dicho, la Comunidad tiene “una seña de identidad que hay que proteger y que es embajadora de esta tierra.

“Es un orgullo poder mantener esta tradición y volver a esta cita obligada y querida que sirve para reconocer una tradición centenaria de una producción especial y una calidad excepcional y que es una seña de identidad”, ha comentado.

Durante el acto, Toni Pérez ha avanzado que, pese a la incertidumbre de la temporada “por razones que no se pueden combatir, como los vaivenes del tiempo, la economía u otras circunstancias”, la Diputación de Alicante “sí puede actuar en otras cuestiones relacionadas con la digitalización, una herramienta importante que contribuye a ser mejores para llevar a cabo más formación y más divulgación”.

“Es nuestra gran apuesta para este periodo”, ha asegurado Toni Pérez, quien ha mostrado el “apoyo histórico de la institución provincial a la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, como histórica es la calidad y el enorme esfuerzo que desarrolla el campo por esta fruta que es bandera de nuestra tierra y que aúna cultura, tradición, productividad y riqueza”.

Pérez ha garantizado la ayuda de la Diputación al sector y se ha comprometido a incrementar en estos cuatro años de legislatura ese apoyo a través del Consejo Regulador “especialmente en la difusión y divulgación de toda la bonanza que nos aporta a la economía alicantina esta uva y para tener muy presente siempre todo el esfuerzo que se hace”.

Asimismo, el presidente ha animado a la ciudadanía a que consuma “esta maravillosa fruta que forma parte de nuestra cultura, que redistribuye riqueza en nuestra tierra y que supone un enorme esfuerzo en el que se sustenta el disfrute de este manjar”.