AVA y La Unió reclaman en les Corts medidas ante la crisis del sector citrícola

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Precios, sanidad vegetal, reconversión varietal y falta de promoción son algunos de los temas que han resaltado las organizaciones en les Corts

Las organizaciones agrarias demandan medidas urgentes para paliar la crisis citrícola. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Las organizaciones agrarias La Unió de Llauradors i Ramaders y AVA-Asaja han comparecido en les Corts Valencianes para reclamar medidas que ayuden a paliar la crisis que atraviesa actualmente el sector citrícola valenciano.

El incremento de plagas, las masivas importaciones de terceros países con estándares mucho más laxos que los europeos, la crisis de precios en origen y ahora la reciente disputa por la pinyolà son algunos de los factores que han sumido al sector citrícola de la Comunitat Valenciana en una crisis sin precedentes. Si bien los agricultores han mostrado ya su descontento con un calendario de manifestaciones, las organizaciones agrarias han querido trasmitir al Gobierno valenciano las demandas del sector.

Minimizar costes y maximizar ingresos

Por su parte, La Unió de Llauradors señala que la principal preocupación y urgencia en la actualidad para los citricultores de la Comunitat Valenciana es minimizar los costes de producción y maximizar los ingresos para conseguir mayor rentabilidad. En este sentido, un buen punto de partida puede ser el anuncio de creación por parte de la Generalitat de una Agencia autonómica de Información y Control Alimentarios (AICA).

Carles Peris en su comparecencia en les Corts. / LA UNIÓ

Así se ha pronunciado Carles Peris, secretario general de La Unió, en su intervención en la comisión especial de estudio de les Corts sobre la situación actual del sector de cítricos en la Comunitat Valenciana y su viabilidad futura. Otro aspecto clave que ha lanzado es el de la sanidad vegetal, como se ha visto ya con la entrada de la Xylella o el Cotonet de Sudáfrica, donde la organización apuesta por la prevención como principal herramienta de control de las plagas. Carles Peris ha indicado que los estudios del IVIA indican que “por cada millón de euros invertido en prevención, se evitan daños por valor de 100 millones de euros y por ello necesitamos medidas para evitar la entrada de nuevas plagas y enfermedades y, en caso de introducción, evitar la expansión e implementar líneas de control y lucha contra organismos nocivos por el alto coste que supone tanto para las personas afectadas como por el alto coste que le supone en el presupuesto público para el control y lucha”.

Sobre todo, para estas cuestiones de sanidad vegetal e importaciones de países terceros, La Unió también ha solicitado en les Corts que se impulse la constitución de un lobby agrario valenciano para influir, principalmente, ante las instituciones europeas en beneficio del conjunto del sector.

“Hay que analizar nuestra estructura varietal y su producción y ponerla ante el espejo de la demanda a lo largo de la campaña para hacer la reconversión y reestructuración e irla adecuando. Tenemos que producir lo que quiere el consumidor y adaptar nuestra gama varietal”, ha dicho Peris, quien ha insistido en la necesidad de disponer pronto de un mapa agronómico que “nos ayude a adoptar decisiones acerca de las mejores variedades de cítricos u otros cultivos a plantar en las diferentes zonas y a mejorar la convivencia, por ejemplo, entre este sector y el sector apícola valenciano para conseguir una de las demandas por parte de los consumidores europeos, los que se denomina como Beefrendly o amigos de las abejas por sus beneficios polinizadores”.

Finalmente, La Unió ha indicado la falta de promoción como otro de los inconvenientes actuales para el sector citrícola. “El sector que no se promociona, a pesar de tener altas cuotas globales de mercado, no puede mantener ni incrementar las ventas en el tiempo ante la creciente competencia de cítricos de países terceros durando todo el año y de los productos sustitutivos”, ha dicho Carles Peris.

AVA-Asaja

Cristóbal Aguado en su intervención en les Corts. / AVA

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, urgió hoy durante su comparecencia en Les Corts Valencianes a “investigar por qué el precio de los cítricos baja en el campo y sube al consumidor, por qué mientras los eslabones más fuertes de la cadena se hacen ricos y no paran de comprar fincas, los productores vuelven a incurrir en pérdidas, y por qué las leyes aprobadas no están sirviendo de nada para solucionar este abuso”.

Aguado dijo a los diputados de la comisión de Agricultura que “desde el sector productor estamos dispuestos a todo, pero no se engañen: las iniciativas, los recursos, la gestión y la aplicación de las medidas están en su tejado, en el tejado de la clase política, gobernante y no gobernante, porque debería haber una hoja de ruta consensuada para al menos diez años y no la hay. Si las administraciones deciden reaccionar, algo se conseguirá, si siguen sin hacerlo, se irán perdiendo agricultores hasta pasar del subsector agrario más importante de la Comunitat Valenciana a algo residual. No creo que la sociedad desee ese horizonte, más bien al contrario, así que aparte de debatir, proponer y votar, hagan algo más, hagan que se apliquen medidas reales y efectivas”.

El dirigente agrario calificó la situación actual de los citricultores de “ruinosa”, siendo la tendencia “a empeorar con más explotaciones sin cultivar, un incremento de la edad media de los titulares y sin relevo generacional”. Aguado dejó claro que “se nos ha acusado continuamente de que el sector no está unido y por eso no se corrigen los problemas, pero el sector en su conjunto no puede estar unido porque varios agentes de la cadena obtienen beneficios y no tienen ningún interés en que cambie la dinámica. No obstante, el sector productor ha demostrado que sí va a una (como en la manifestación del pasado viernes que, convocada por todas las organizaciones agrarias, reunió a más de 8.000 personas y 250 tractores en Valencia) pero no podemos hacer nada para que los otros agentes estén dispuestos a hacer las cosas de otra manera, eso solo lo puede conseguir la clase política”.