Baja el precio del cereal en España hasta un 7% en agosto

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Todos los cereales cotizan más caros que a principio de año, salvo el trigo duro

El abastecimiento del mercado español está garantizado, aunque a altos costes que también repercuten en sectores como el ganadero. /EFE/NACHO GALLEGO

Efeagro. 

Los cereales cotizan entre un 4% y 7% más baratos en España respecto a julio en las lonjas mayoristas españolas, donde la situación es relativamente tranquila, aunque con incertidumbre por la guerra de Ucrania.

Según los datos facilitados por la patronal de comerciantes Accoe, los precios del trigo blando han bajado un 6,55% respecto a julio; los del maíz un 6,22%, los de la cebada un 6,25% y los del trigo duro un 7,2%.

Sin embargo, las últimas cotizaciones en las lonjas mayoristas (de la semana comprendida entre el 29 de agosto y el 2 de septiembre) reflejan subidas semanales en el trigo blando (+1,41%) hasta los 358,8 euros/tonelada y de la cebada (+0,85%) hasta los 336 euros/tonelada.

El maíz, con 350,14 euros/tonelada mantiene la tendencia a la baja (-0,21% semanal) al igual que el trigo duro, con 495,3 euros/tonelada.

Todos los cereales cotizan más caros que a principio de año, salvo el trigo duro.

El secretario general de Accoe, José Manuel Álvarez, ha declarado que una vez que se ha constatado que la cosecha de EEUU es normal y que las bajadas de producción del hemisferio norte son “tolerables” el mercado se ha tranquilizado relativamente.

También ha contribuido a reducir tensiones la salida y la normalización del tráfico marítimo de cereales de Ucrania.

Sin embargo, Álvarez ha advertido de que continúa la incertidumbre, “todo está en el aire” y ha apuntado que cualquier noticia relativa a la guerra de Ucrania puede cambiar la tendencia, porque los mercados son muy volátiles.

Cualquier noticia relativa a la guerra de Ucrania puede cambiar la tendencia, porque los mercados son muy volátiles

También ha señalado que el abastecimiento del mercado español está garantizado, aunque a altos costes que también repercuten en sectores como el ganadero.