Bielorrusia levanta su veto de forma parcial

HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

El 30 de agosto el Gobierno bielorruso publicó una resolución por la que se modificaba el embargo y permitía la entrada a determinados productos de la UE

El kaki es uno de los productos españoles más exportados a Bielorrusia. / VF

Julia Luz. Redacción.

Bielorrusia era uno de los pocos mercados extracomunitarios que tenía un comportamiento positivo, con 5.602 toneladas exportadas en 2020, un 28% más que el año anterior. La exportación española de frutas y hortalizas frescas a Bielorrusia también creció en valor en 2020, un 47% más respecto a 2019, totalizando 4,26 millones de euros. Hasta el mes de septiembre de 2021 las ventas a Bielorrusia mantuvieron niveles similares, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales procesados por Fepex. Una situación que cambió al iniciarse 2022.

El veto

El 1 de enero de 2022 entró en vigor el embargo de Bielorrusia a los productos frescos de la Unión Europea y otros países en respuesta a las sanciones internacionales impuestas a este país. El veto, que inicialmente tenía una duración de 6 meses, se amplió hasta finales de año según la Resolución del Consejo de Ministros N.º 412 del 27 de junio de 2022.

Este documento extendía del 30 de junio al 31 de diciembre de 2022, ambos inclusive, el efecto de las cláusulas 1 y 3-5 del Decreto gubernamental N.º 700 del 6 de diciembre de 2021 “sobre la aplicación de medidas especiales contra determinados tipos de mercancías”, que regula la imposición de un embargo alimentario a una amplia gama de productos —entre los que se incluyen frutas, verduras, hortalizas y frutos secos— procedentes de diferentes países occidentales, según informó la agencia oficial bielorrusa, BELTA.

Si bien el régimen de Alexandr Lukashenko adoptó estas medidas para no ceder a “los continuos intentos de occidente de ejercer presión sobre nuestro país mediante sanciones ilegales”, prohibir las importaciones agroalimentarias provocó al poco tiempo un fuerte aumento de los precios de los alimentos y, como la capacidad productora de Bielorrusia no es suficiente para autoabastecerse, se experimentó una aguda escasez de productos básicos.

Parece ser que Bielorrusia, tan solo cuatro meses después del embargo, admitió que no podían sustentarse sin los suministros de los proveedores europeos y reabrió el mercado. En este contexto, según informó la plataforma EastFruit, se produjo un efecto paradójico en otros países: los precios de algunas frutas y hortalizas en Polonia y otros países de la UE empezaron a crecer de manera repentina, sin motivo aparente, ya que la oferta era alta y la demanda, aparentemente, limitada. Sin embargo, Bielorrusia estaba tensionando el mercado con una demanda que no era “visible” en el mercado.

Fuentes exportadoras del mercado nacional confirman a Valencia Fruits que, efectivamente, en abril, ya fueron excluidas de la lista de mercancías prohibidas la manzana, pera, calabacín, berenjena, pimiento fresco, lechuga, rúcula, acelga y espinaca. Asimismo, en junio el Gobierno bielorruso volvió a eliminar más restricciones permitiendo también la importación de guinda, cereza, ciruela, nectarina y kaki.
No obstante, no hubo ningún comunicado oficial hasta el 30 de agosto —tras casi nueve meses de la imposición inicial del veto y dos meses después de su ampliación— cuando llegó el Decreto N.º 562 “sobre la modificación de la Resolución del Consejo de ministros N.º 700 del 6 de diciembre de 2021”. Esta vez sí, el dictamen establece una lista de mercancías que califica como “excepciones” y permite su importación a la República de Bielorrusia.

Así, tras la publicación del documento y su entrada en vigor el pasado mes de septiembre, se permite la importación de semilla de patata, cebolla, lechuga, repollo de Beijing, apio, berenjena, pimiento dulce, calabacín, otras verduras de ensalada, maíz dulce para la siembra, guisantes para la siembra, judías para la siembra, cacahuete de Bambara para la siembra, alubias para la siembra, judías con semilla y frijoles para la siembra. Por la parte que corresponde a las frutas, pueden importarse manzana, pera, albaricoque, cereza, nectarina, ciruela, kaki persimon, clementina, melocotón y kiwi, así como albaricoque y melocotón congelado.