Cae un 17,7% la facturación agrícola en Málaga

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

El olivar, los cítricos y los tropicales han lastrado el balance agrario de la provincia de Málaga, cuya facturación ha caído un 8,8 por ciento respecto a 2018 hasta situarse en 733 millones, según la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores

mango

La caída en facturación de tropicales en Málaga ha sido de un 11,5%.

El balance agrario de 2019 en Málaga revela que la agricultura ha tenido una facturación de 613,3 millones (-17,7%), mientras que en el sector ganadero ha sido de 119,69 millones (+9,9%), en ambos casos a niveles de 2015.

El olivar, que sigue siendo el cultivo mayoritario de la provincia, ha disminuido un 11,7 por ciento su resultado respecto a 2018, hasta los 224,7 millones, a pesar del aumento de producción de la aceituna de mesa, que ha facturado un 29 por ciento menos como consecuencia de la bajada de precio.

En el caso de los cítricos, cuya facturación (51 millones) ha sido un 25%  menor que el año anterior, destaca el descenso del 34,8%  de la naranja.

Según Asaja, los cultivos tropicales de la provincia han facturado 137,6 millones, un 11,5%, y de ellos destaca la reducción del 10% del montante económico del aguacate hasta los 108 millones.

La producción y comercialización de la castaña ha sido “un desastre sin paliativos”, según ha señalado la asociación agraria en un comunicado, en el que detalla que la facturación ha sido un 67%  inferior al año pasado.

El balance positivo se encuentra en la ganadería, que como consecuencia del incremento importante en la producción de porcino blanco y la leche de cabra, ha incrementado un 9,93%  su facturación, hasta alcanzar 119,69 millones de euros.

La coyuntura económica generada por la peste porcina en China “ha favorecido mucho” el incremento de facturación de porcino blanco (24%), mientras que la de porcino ibérico ha tenido un ascenso del 12,7%.

En cuanto a la leche de cabra, ha incrementado su facturación un 7% mientras que la carne de chivo sigue su tendencia decreciente (un 4% respecto a 2018), hasta rozar los 7 millones de euros, la cifra más baja desde que Asaja elabora informes anuales, en 2002.