Calidad y sabor, los dos criterios por los que se guían los consumidores europeos a la hora de comprar frutas y hortalizas

Gregal abril 2021
Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow

Según el I Observatorio Europeo sobre la Percepción de las Frutas y Hortalizas realizado en el marco del Programa CuteSolar “Cultivando el Sabor de Europa en Invernaderos Solares”

Seis de cada diez hortalizas consumidas en Europa se cultivan en los invernaderos solares del sur de España. / CUTESOLAR

Valencia Fruits. Redacción.

Seis de cada diez consumidores europeos ingiere alguna porción de frutas u hortalizas diariamente. Con este patrón de consumo no es de extrañar que la calidad y el sabor de los productos sean dos de los principales atributos a la hora de incorporar estos artículos a nuestra cesta de la compra. Así se desprende del I Observatorio Europeo sobre la Percepción de las Frutas y Hortalizas, un análisis realizado en el marco del Programa CuteSolar y que proporciona un diagnóstico sobre el conocimiento que tienen los europeos sobre los métodos de producción de las frutas y hortalizas de la UE y sus preferencias en los hábitos de compra.

El 60% de los europeos consume estos productos a diario

La encuesta, realizada sobre una muestra de 4.505 individuos de España, Bélgica y Alemania, concluye que para siete de cada diez personas es importante comprar productos hortofrutícolas de origen europeo ya que los métodos de cultivo utilizados les inspiran confianza (un 40% de los encuestados respalda esta idea). A la hora de comprar frutas y hortalizas, los consumidores priman la calidad, el sabor y la seguridad alimentaria frente a otros aspectos como la variedad, el precio o la sostenibilidad medioambiental.

Percepción sobre los invernaderos solares

Seis de cada diez hortalizas consumidas en Europa se cultivan en los invernaderos solares del sur de España, localizados en Almería y la costa de Granada, dos zonas que únicamente necesitan la luz del sol para cultivar (de ahí la denominación de solar), frente a los invernaderos de otras zonas productivas que precisan fuentes de energía a partir de combustibles fósiles. Tal es la capacidad productiva de los invernaderos solares españoles que abastecen al 50% de los mercados europeos, llegando a copar el 60% durante los meses de invierno. Con este importante peso sobre el consumo, esta encuesta ha querido conocer la imagen que los invernaderos solares proyectan sobre los consumidores.

La opinión mayoritaria sobre la producción en invernaderos solares es bastante positiva. Casi el 50% de los encuestados tienen una percepción favorable de sus métodos de cultivo, mientras que un 36% aún no tiene una opinión formada y menos del 4% tienen una opinión negativa.

Más de la mitad de la población percibe que los productos de invernadero son seguros, saludables y respetuosos con el medio ambiente

El principal argumento que sustenta una percepción positiva sobre los invernaderos solares es el uso de energía limpia en la producción de los cultivos, de hecho, el 96% de la energía utilizada en los cultivos procede directamente del sol, un aspecto que es valorado favorablemente por el 58% de los encuestados. Un 37% de los usuarios vincula la imagen de los invernaderos con una agricultura altamente tecnificada y de bajo impacto ambiental que ha contribuido positivamente a generar un impacto social positivo (34%) en la zona vinculado a la creación de empleo, fundamentalmente, para colectivos con una baja cualificación.

Respecto a las frutas y hortalizas que se producen en estos invernaderos, el 56% de la población las considera seguras, saludables y que han sido cultivadas de una forma respetuosa con el medio ambiente.

Seis de cada diez hortalizas que se comen en Europa se cultivan en los invernaderos solares del sur de España. Los aspectos que más valoran los consumidores sobre los métodos de producción de los invernaderos solares son la utilización de energía limpia para cultivar (el sol), que se trata de un sector altamente tecnificado y eficiente y que contribuye al desarrollo laboral y social