Una campaña que nadie quiere repetir: 2023

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

En la víspera de la campaña de sandía y melón de 2024, se recuerda la dura campaña del año anterior esperando que no se repita.

Fuente: ministerio de Agricultura.

Raquel Fuertes. Redacción.

Mientras la campaña de melón y sandía española da sus primeros pasos titubeantes por los vaivenes climatológicos que afectan tanto a la producción como a la demanda, además de analizar con los diferentes agentes las perspectivas de este año nos ha parecido interesante echar la vista a tras y ver lo que ocurrió en 2023, un año con resultados que productores y comercializadores seguramente no quisieran repetir.

Si la superficie cultivada de melón ya llevaba años acumulando descensos (–15,8% en los últimos 5 años, –4,1% en 2023, según los datos proporcionados por el ministerio de Agricultura) la sandía redujo en mayor medida su extensión (un –6,7%) con una afectación sobre la producción del –3,5%, arrastrado sobre todo por el fuerte descenso de la cosecha en la Región de Murcia (–6,5%) achacable a fenómenos atmosféricos.

En cuanto a las exportaciones, el volumen de sandía consolidó la fuerte tendencia descendente iniciada en 2022 y fue de algo más de medio millón de toneladas mientras en 2021 se superaron las 700.000. El melón, en cambio, remontó algo los datos de 2022 y vio incrementar el volumen exportado en casi un 6%. El apartado exportador se cerró con un incremento en valor para ambas hortícolas (4,8% para melón y 5,5% para sandía, respectivamente), apuntando a un incremento del valor unitario de exportación que mayoritariamente tuvo un destino intracomunitario.

En el apartado importador, siguiendo la estela de menor demanda, la importación de sandía desde España descendió casi un 15% (además, bajó su valor unitario) mientras que demandamos un casi un 30% más de melón extranjero que vio incrementado su valor unitario en un 10%. Importamos melón de Marruecos, Brasil y Senegal mientras que en sandía Mauritania se sumaba a la terna de proveedores. Países como Costa Rica y Turquía exportaron también sus melones y sandías a otros países de la Unión Europea.

Los precios

Por lo que respecta a los precios en campo, el melón Piel de Sapo alcanzó el euro por kilo en el último tercio de campaña para acabar bastante por debajo de los 50 céntimos en las últimas semanas, presentando un comportamiento similar a la media de los últimos años, excepto en el periodo de las semanas 24 a 34, cuando sufre esa importante alza que señalábamos.

También la sandía experimentó un pico de precios en origen, pero más concentrado entre las semanas 26 y 28 y alcanzando los 80 céntimos, sin acercarse al euro ni siquiera en las primeras semanas de campaña (momento de mayor cotización en ambos productos ante la escasa oferta). En términos generales, la sandía tuvo cotizaciones más bajas que en 2022 excepto en las semanas mencionadas.  Para ambos productos hay que señalar que la campaña funcionó con precios inestables, muy susceptibles a los efectos de la entrada en comercialización de cada zona.

Consumo

El volumen de consumo de los hogares españoles en 2023 descendió casi un 2,5% en el caso del melón (que arrastraba ya un descenso del 15% del año anterior y una media del 13,5% respecto a los últimos 5 años) y de un 5% en sandía, que supone un 17% menos que la media de los últimos cinco años. El clima, una menor oferta y un alto precio en el lineal influyeron negativamente en el consumo de estas frutas que se cuentan entre las favoritas del verano y que esperan vivir una campaña 2024 con una oferta más estable y con un repunte de la demanda.

Acceso a la entrevista en la página 11 del dossier de Melón y Sandía en el ejemplar de Valencia Fruits.

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.