El campo español volverá a las carretaras

DECCO MIX
Bioibérica CT

El campo lanza un #SOSRural y se manifestará en diciembre para protestar por el aumento de los costes de producción y la falta de rentabilidad agraria

Imagen de una manifestación agraria. / ASAJA

Belén Delgado. Efeagro.

El campo volverá a protestar en la calle. Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han anunciado nuevas movilizaciones en diciembre ante los problemas que atraviesa el campo, como el aumento de los costes de producción y la falta de rentabilidad agraria. Los agricultores y ganaderos han lanzado un #SOSrural con una serie de protestas cuyas fechas se concretarán próximamente, aunque han adelantado que algunas de ellas coincidirán con el paro de los transportistas, previsto del 20 al 22 de diciembre.

Las protestas se celebrarán en distintos puntos del territorio nacional y no se descarta una gran manifestación en Madrid, que ya ha sido convocada por el campo almeriense, con el objetivo de denunciar que la supervivencia de los productores y del medio rural español está en peligro “por una confluencia de motivos”, según un comunicado conjunto de las organizaciones.

Inasumible subida de los costes

Entre las causas, Asaja, COAG y UPA destacan que los costes de producción se han disparado a niveles “nunca vistos”, después de que la energía eléctrica se haya encarecido un 270% en el último año y el gasóleo que usan los tractores, un 73%.

Además, los precios de los piensos para el ganado han subido un 30 %; los abonos, un 48 %; los plásticos para invernaderos, un 46 %; el agua, un 33 %; y las semillas, un 20 %, según denuncian los productores.

Las organizaciones también han denunciado que los consumidores están pagando más caros los alimentos mientras que en el campo siguen sin cubrir sus costes, por lo que han reclamado un reparto “más justo” del valor de los alimentos en la cadena alimentaria.

Han pedido una reunión urgente con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y un apoyo “firme” de las administraciones a todos los niveles, con la puesta en marcha de un plan que “salve” al sector primario y la articulación de medidas fiscales, económicas y políticas que protejan la producción de alimentos.

La convocatoria se realiza después de que a principios de 2020 los agricultores y ganaderos salieran a las calles de todo el país pidiendo precios dignos, en unas protestas que se paralizaron semanas más tarde por la pandemia.