El campo extremeño mantiene la huelga de tres días

Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Patronal y sindicatos no logran a un acuerdo sobre el convenio tras un año de diálogo y recurrir a mediación

manifestaciones agrarias

Imagen de una manfiestaci´´on de agricultores y ganaderos. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Los sindicatos mantienen la convocatoria de huelga en el campo extremeño para los días 16, 17 y 18 de junio, al no haber alcanzado un acuerdo sobre el convenio en la reunión de mediación celebrada el pasado 10 de junio en la Fundación de Relaciones Laborales, en Mérida.

Ambas partes se habían citado en una nueva reunión de mediación a la que han acudido con la intención de acercar posturas y cerrar un acuerdo que las organizaciones agrarias ven factible y que los sindicatos deberán consultar a los trabajadores.

Tras no ser posible el acuerdo, a pesar de que patronal y sindicatos lo veían cercano, aunque con discrepancias en los tres ejes vertebrales para llegar al acuerdo, como eran las tablas salariales, la duración de la jornada y los complementos salariales, CCOO y UGT esperan que la huelga sea un éxito.

Pasado el fin de semana, los mismos sindicatos han responsabilizado a la patronal del campo de “seguir pensando en contrarrestar las perdidas del sector a costa de hacer recortes en las condiciones laborales de los trabajadores”.

Por ello, los secretarios regionales de Industria de CCOO, Saturnino Lagar; y FICA-UGT, Ricardo Salaya, respectivamente, han comparecido en una rueda de prensa para informar sobre la convocatoria de huelga en el campo tras no alcanzar un acuerdo con la patronal sobre el nuevo convenio del sector.

Malas negociaciones

El coordinador de COAG Extremadura, Juan Moreno, ha calificado de “sorpresa enorme” el desenlace de la reunión ya que “los sindicatos se levantaron de la misma y dieron por finalizada la negociación tras presentar nuestras propuestas”.

Para Moreno, “el convenio, tanto para la parte empresarial como para los trabajadores, no se merece esta situación por parte de los sindicatos al ser un sector importante en Extremadura y se merece un respeto”.

Por su parte, el presidente de Apag Asaja Extremadura, Juan Metidieri ha tachado de “incomprensible e inmovilismo total” a los sindicatos, ya que hay que “amparar a los trabajadores”, mientras que el presidente de Asaja Extremadura, Angel García, ha lamentado “que se levanten de la mesa de negociación a las 12 de la mañana cuando hay una propuesta que sitúa a los trabajadores extremeños como los mejor pagados”

No llegar al acuerdo pone, según el secretario de Agricultura de UPA-UCE, José Cruz, “en una situación muy complicada ya que no esperábamos la reacción de los sindicatos” y ha pedido que el ejecutivo regional ponga también su intervención ya que “todas las ayudas son bien venidas y si entre ellas está desde el ejecutivo regional, mejor”.

Irresponsabilidad para la patronal

El gerente de Afruex, Miguel Angel Gómez, ha sido más tajante, ya que, según ha dicho, todos tienen “lineas rojas” en una negociación en la que unos ceden en unas cosas y otros en otras, pero los sindicatos “directamente, no han querido negociar”.

Gómez ha tachado a los sindicatos de querer la huelga “desde el minuto uno” por levantarse de la mesa y querer firmar el acta de no acuerdo, algo que “puede meter en problemas al campo extremeño ya que solo se dedicaron a amenazar constantemente con la huelga” cuando “tras mas de año y medio negociando, se rompe cuando quedan 3 o 4 puntos en los que se tienen asperezas”.

Una de esas lineas rojas, según la patronal, era la reducción de las horas de 1.826 a 1.768, sin embargo, desde los sindicatos aseguran que esa cifra “no sabemos de donde las sacaron porque actualmente ya están contempladas las 1.768 horas, es decir, 6 horas y media con el bocadillo incluido, las 1.800 no existen”

El secretario general de CCOO de Industria de Extremadura, Saturnino Lagar, ha mostrado su sorpresa por esa afirmación por parte de la patronal y ha culpado a los mismos de “reírse de los trabajadores del campo extremeño y con la intención de devolverlo al siglo XIX, por lo que hemos decidido no ser participes de ningún circo mediático y retomar la huelga”.

Lagar ha sentenciado que “no se va a consentir que se quiten derechos a los trabajadores como el no pagar antigüedad, ni el kilometraje, los pluses, jornada sin bocadillo, independientemente de la jornada, o no pagar las horas extras de los domingos”.

Finalmente, el secretario regional de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, Ricardo Salaya, da por rota cualquier negociación, ya que “han presentado una ultima propuesta que no admitía ningún cambio y no podíamos aceptar varios puntos” y ha asegurado que esta situación “nos sentimos liberados de cualquier atisbo de compromiso adquirido anteriormente porque no se avanzó nada”.