Carmen Crespo, Consejera de Agricultura (Andalucía) “El principal reto del citricultor este año es conseguir que su trabajo siga siendo rentable”

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Entrevista a la Consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo 

Crespo afirma que comprar cítricos andaluces es comprar alimentos de máxima calidad y sostenibilidad. / Agricultura

Nerea Rodriguez. Redacción.

La consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo afirma que los cítricos de Andalucía son sinónimo de excelencia y eso es gracias al trabajo de los agricultores y comercializadores del sector, que se han esforzado por ser ejemplo de modernidad, sostenibilidad y buen hacer. Y a pesar de las dificultades, siguen dando lo mejor de sí. El compromiso por parte de la Junta de Andalucía y de la Consejería de Agricultura con el sector “es total”, sobre todo en campañas tan complicadas como esta. 

Valencia Fruits. Con la revisión a la baja de los aforos presentados en septiembre, ¿cuáles son las cifras de cosecha actuales de la campaña citrícola andaluza?

Carmen Crespo. Los datos del aforo que presentamos reflejan que vamos a tener una campaña similar al del año pasado prácticamente en todas las provincias andaluzas a pesar de la durísima sequía que está azotando a nuestra tierra y que, obviamente, ha tenido su impacto en algunas zonas. No obstante, es importante destacar que Andalucía va a seguir manteniendo su liderazgo dentro del sector de cítricos, ya que la previsión nos lleva a hablar de una producción para esta campaña de 1,86 millones de toneladas, lo que vendrá a suponer en torno al 32% de los cítricos de toda España y más de 44,6% de toda la producción nacional si hablamos de naranjas. Esperamos, por tanto, que estas previsiones permita al sector avanzar y seguir consolidándose, debido a su alta calidad, en los mercados internacionales donde son cada vez son más demandados nuestros productos. 

VF. ¿Cómo ha funcionado este año el Plan Andaluz de Vigilancia Fitosanitaria?

CC. El Plan de Vigilancia Fitosanitario en Cítricos que tenemos en marcha en la Junta de Andalucía junto con el Life for Citrus han evitado, gracias a la prevención, que el sector andaluz se viera afectado plagas tan graves como el HLB, la Trioza eryteae, la cálela fastidiosa o la Bactrocera dorsalis, entre otras. 

“En 2023 contamos con 222 puntos de control que abarcan todas las zonas citrícolas de Andalucía y que nos han permitido realizar más de 1.400 prospecciones relativas a las plagas de cuarentena que podrían afectar a nuestros cultivos”

De hecho, este plan comenzó su actividad en el mes de marzo, ya que a partir de este momento es cuando se pueden detectar las plagas de cuarentena en las que se centra. En 2023 contamos con 222 puntos de control que abarcan todas las zonas citrícolas de Andalucía y que nos han permitido realizar más de 1.400 prospecciones relativas a las plagas de cuarentena que podrían afectar a nuestros cultivos. Y lo hacemos entiendo que la prevención es importantísima en sanidad vegetal. 

En cuanto al reparto de estos puntos de control, se han colocado con mayor densidad en la frontera de Andalucía con Portugal porque en el país vecino se ha detectado presencia de ‘Trioza erytreae’, un vector del HLB que no queremos que llegue a nuestros campos. Además, tampoco bajamos la guardia en relación a ‘Diaphorina citri’, el otro vector del HLB que también debemos tener muy vigilado porque se ha detectado por primera vez en la UE, concretamente en Chipre. 

La vigilancia es vital en la sanidad vegetal porque reaccionar a tiempo multiplica las posibilidades de controlar las plagas y enfermedades para, de esta forma, poder evitar importantes consecuencias negativas en el sector agrícola.

VF. ¿Cómo están los ánimos en el sector citrícola andaluz? 

CC. Los productores, a pesar de las dificultades, siguen dando lo mejor de sí para seguir llevando a los mercados productos sabrosos, saludables y sostenibles, que son las cualidades por las que se caracterizan los alimentos de Andalucía. La situación no es fácil, porque a las complicaciones derivadas de la sequía se suman otros condicionantes como la gran subida que han experimentado los costes de producción y que hacen cada vez más complicada la rentabilidad de las empresas agrícolas.

“Los citricultores andaluces, lejos de dejarse vencer, están apostando por la modernización de las explotaciones y los regadíos para sacar el máximo provecho a cada gota de agua y reducir los gastos al máximo posible”

Pero los citricultores andaluces, lejos de dejarse vencer, están apostando por la modernización de las explotaciones y los regadíos para sacar el máximo provecho a cada gota de agua y reducir los gastos al máximo posible. Además, están también adaptando sus fincas a variedades que resisten mejor el impacto del cambio climático en el campo. Precisamente, esta iniciativa ha permitido que a pesar de la merma del volumen de cítricos que se espera para esta campaña, el aforo refleje también un incremento del 17% en mandarina.

“Desde la Junta apostamos por tener embalses en buenas condiciones que nos permitan almacenar recursos hídricos; y también estamos impulsando el aprovechamiento de nuevas fuentes hídricas como las aguas regeneradas”

VF. ¿Cuál es el compromiso de la Consejería con este sector? ¿cómo se plasma este compromiso?

CC. El compromiso es total. Desde la Junta estamos trabajando codo con codo con el sector para dar respuesta a todas sus necesidades tanto desde el punto de vista del agricultor hasta la industria. En este sentido, son numerosas las líneas que hemos sacado para la modernización de las infraestructuras como la industria. 

Asimismo, conscientes del momento de inflación y elevados costes de producción que sufre el sector, el gobierno andaluz determinó como prioritario a los cítricos dentro de las ayudas de la Medida 22 del Programa de Desarrollo Rural (PDR), de las que se han beneficiado más de 3.200 productores de cítricos. Estos agricultores han recibido un total de 12,6 millones de euros que se han repartido, mayoritariamente, entre profesionales de las provincias de Córdoba y Sevilla por ser las principales productoras.

Además, respaldamos al sector también reclamando a otras administraciones las medidas que los productores necesitan y escapan a nuestras competencias. Entre otras actuaciones, hemos solicitado a Europa que estudie una nueva medida similar a la 22 para seguir paliando los problemas que los conflictos geopolíticos está causando a la agricultura andaluza y a los citricultura. De otra parte, también estamos solicitando que se se estudie aplicar en el futura reserva de crisis la perspectiva hídrica, ya que ello vendría a dar más posibilidades de ayudas a Andalucía por su grave afección ante la falta de agua. 

Y a nivel comunitario, seguimos subrayando la importancia de que se alcancen nuevos acuerdos comerciales entre la UE y terceros países en los que se incluyan tanto cláusulas espejo. Es importante para evitar la competencia desleal que todos cumplamos con las mismas reglas de juego y se nos exija a todos, por igual, las mismas exigencias. 

Andalucía, al igual que otras comunidades autónomas, son un aval para la soberanía alimentaria de Europa y, por tanto, debemos ser consecuente con lo que significa nuestro sector de frutas y hortalizas. En Europa deben de ser conscientes de la importancia de la sostenibilidad y de los esfuerzos que está haciendo el sector en esta materia que está dando grandes pasos en eficiencia y reducción de la huella hídrica.  En Andalucía entendemos que debe de haber un equilibrio entre las exigencias medioambientales y el rendimiento agrario para no poner en riesgo nuestra soberanía. 

VF. Profesionales de los cítricos comentan que las posibilidades de extensión del sector pasan por un incremento en la superficie de Andalucía pero que, dado el impacto de la sequía, esta posibilidad se veía ahora truncada. ¿Qué opina? ¿Qué medidas podrían llevarse a cabo?

CC. Al igual que está ocurriendo con otras producciones, los cítricos de Andalucía se están viendo afectados por la sequía, una escasez de agua que tiene impacto en prácticamente todas las explotaciones pero que se registra especialmente en las zonas más productoras de la región, como es el caso del Valle del Guadalquivir.

Desgraciadamente, la sequía se está convirtiendo en un rasgo estructural de esta tierra con el que tenemos que aprender a convivir porque, muy probablemente, volveremos a sufrir períodos de escasez como el actual. Por esta razón, desde la Junta apostamos por una Política de Agua que aproveche todas las fuentes hídricas y en este sentido estamos realizando una gran apuesta por las aguas regeneradas con el objetivo puesto en lograr 120 hm3 nuevos de agua, pero también en la eficiencia hídrica mediante la modernización del regadío, la desalación donde se puede y los embalses. 

En Andalucía, entendemos que las aguas regeneradas son una oportunidad para el futuro y estamos dotando de terciarios a las provincias de Málaga, Almería y a futuro a Huelva y Cádiz, ya que estas provincias se encuentran en las cuencas que gestiona la Junta de Andalucía. No obstante, a fin de no condenar al resto del territorio el gobierno andaluz ha ofrecido al Estado nuestra colaboración para impulsar los tratamientos terciarios de las depuradoras de la cuenca del Guadalquivir una vez que se hayan concedido las dotaciones definitivas a los regantes para que puedan utilizarlas en sus explotaciones.

VF. ¿Cómo definiría el sector citrícola andaluz? Es un sector que apuesta por…; debería de mejorar en…; tiene futuro por qué… ?

CC. Es un sector que apuesta por la sostenibilidad como base para seguir liderando la producción de unos frutos de calidad que lleguen a los mercados de todo el mundo. 

Esta implicación de los agricultores con la producción sostenible se plasma, por ejemplo, en el crecimiento que vienen experimentando en los últimos años tanto la superficie dedicada a ecológico como a Producción Integrada. En concreto, la extensión de Producción Ecológica se ha incrementado en más de un 45% desde 2019 a 2022, pasando de 8.975 hectáreas a más de 13.000 hectáreas. Y en el caso de la superficie de ecológico, el aumento ha rozado el 65%, ya que en 2019 contábamos con cerca de 3.400 hectáreas de cítricos ecológicos pero en 2022 la extensión se acerca ya a las 5.600 hectáreas.

En cuanto al futuro, estoy convencida de que este sector tiene unas buenas perspectivas porque los consumidores saben que comprar naranjas, mandarinas y limones de Andalucía es comprar alimentos de la máxima calidad y sostenibilidad, por lo que son una apuesta segura de excelencia. De hecho, a pesar de las dificultades del contexto actual, las exportaciones hortofrutícolas de Andalucía siguen elevándose y entre enero y agosto de 2023 han reportado a la región 5.085 millones de eureos, casi un 1% más que en los mismos meses del año pasado.

VF. Ante el descenso de consumo de frutas y hortalizas en general y de cítricos en particular, ¿desde la consejería de Agricultura tienen previsto poner en marcha algún tipo de campaña o iniciativa de reactivación?

CC. La promoción de los alimentos es una de las líneas de apoyo al sector agroalimentario en las que trabajamos de forma conjunta desde la Consejería. Estamos convencidos de que difundir la calidad y peculiaridades de la oferta de Andalucía es un buen reclamo para la consolidación de mercados actuales y la conquista de nuevos destinos para nuestros productos.

La marca ‘Gusto del Sur’, a la que ya se han sumado empresas del sector de las frutas y hortalizas de Andalucía, es un buen ejemplo. Este distintivo, al que esperamos que se adhieran muchos productores de cítricos de la comunidad autónoma, surge con el objetivo de ser un acicate para la puesta en valor de la excelencia de las producciones andaluzas. A través de ‘Gusto del Sur’, las empresas se unen a una marca que certifica a nivel europeo su calidad y la sostenibilidad laboral, social y medioambiental de los procesos.

Además, continuamos respaldando a las firmas de Andalucía que se animan a participar en ferias profesionales de relevancia, como es el caso de la Feria Internacional del Sector de las Frutas y Hortalizas, Fruit Attraction, celebrada el pasado mes de octubre en Madrid. Acudir a estos eventos es una gran oportunidad para mostrar al mundo nuestro alto nivel en el ámbito agroalimentario y el sector de los cítricos cuenta aquí con el apoyo del Gobierno andaluz.

VF. ¿Cuál es el mensaje de la consejera para el conjunto del sector?

CC. Que siga trabajando como hasta ahora para mantener nuestra posición en lo más alto de la pirámide. Los cítricos de Andalucía son sinónimo de excelencia y eso es gracias al trabajo de los agricultores y comercializadores del sector, que se han esforzado por ser ejemplo de modernidad, sostenibilidad y buen hacer.

Y para seguir en este camino es muy importante la promoción, como hablábamos antes. Pero también la agrupación de los productores, porque la unión les aporta mayores garantías de éxito para afrontar proyectos de gran calado que de forma individual no podrían abarcar.

En definitiva: apostar por el trabajo conjunto; aplicar nuevas tecnologías que aporten mayor eficiencia en el uso de los recursos económicos y naturales; y trasladar todos estos esfuerzos al público general para que sean conscientes de todo lo que hay detrás de una naranja de Andalucía.

Acceso al artículo en las páginas 10-12 del dossier Extra de Cítricos en el ejemplar de Valencia Fruits.

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.