Cecilio Peregrín: “La producción de lechuga se reduce entre un 10 y un 15%”

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Entrevista al director del sector de Lechugas y Achicoiras de Proexport y director corporativo en Primaflor, Cecilio Peregrín

Peregrín señala que incertidumbre es el término que puede definir el estado del sector ante esta campaña. / PROEXPORT.

Óscar Orzanco. Redacción.

El sector murciano de la lechuga afronta una campaña compleja y con incertidumbres. La fuerte subida de los costes, las limitaciones de cultivo establecidas por la Ley del Mar Menor y la escasez de recursos hídricos han forzado a ajustar al máximo la superficie plantada en los campos de la Región previstos para el presente ejercicio. En el arranque de la temporada, las elevadas temperaturas han permitido alargar las cosechas de otras zonas productoras europeas y esta situación, unida al adelanto de 15 días registrado en Murcia, han provocado un solapamiento y una transición comercial más complicada debido a la presencia de producciones locales en los mercados. No obstante, la situación ya ha cambiado y no queda lechuga en los campos del norte y el centro de Europa.

Valencia Fruits:  ¿En qué escenario arranca la presente campaña de lechuga murciana? ¿Qué previsiones tienen en Proexport para este año?

Cecilio Peregrín: La previsión de producción de lechuga de esta campaña para los asociados de Proexport refleja que se va a reducir entre un 10 y un 15% respecto a los volúmenes obtenidos durante el ejercicio pasado. Esta disminución viene motivada por un ajuste de la oferta a la demanda para que no haya una sobreproducción que distorsione los mercados. Un ajuste que llega forzado principalmente por la fuerte subida de costes, pero al que se suman otras causas como la problemática de las medidas cautelares y la Ley del Mar Menor, una zona importante de producción, y la escasez de recursos hídricos.

En definitiva, la subida de los gastos, el problema de encontrar tierras para producir y la falta de agua para regar provocan la necesidad de ajustar los volúmenes productivos para no tener excedentes en un escenario complejo y con unas condiciones meteorológicas inusuales, con elevadas temperaturas, que han adelantado las producciones, en algunos casos, hasta 15 días.

Incertidumbre es el término que puede definir el estado del sector ante esta campaña. A los temas comentados se suma que hay un descenso de consumo debido a la inflación provocada por la crisis. El consumidor mira ahora todo mucho más a la hora de comprar y en este escenario hay que medir con más precisión las decisiones que se vayan a adoptar. Afortunadamente estamos hablando de productos de primera necesidad como las frutas y verduras y esto nos ayuda un poco.

“La subida de los costes, el problema de encontrar tierras para producir y la falta de agua para regar provocan la necesidad de ajustar los volúmenes productivos para no tener excedentes”

V. F: Con el adelanto de las producciones murcianas, ¿cómo os habéis encontrado los mercados en este inicio de la temporada?

C.P: Otros países de Europa también han tenido un otoño cálido, lo que les ha permitido alargar sus cosechas. Por ejemplo, en Alemania han tenido producciones de lechuga hasta hace diez días. Esta situación, unida al adelanto en Murcia, ha provocado un solapamiento y una transición comercial más complicada porque en las zonas productoras europeas todavía llegaba al mercado, aunque no en grandes volúmenes, producción local.

No obstante, en estos momentos la situación ya ha cambiado. Las producciones locales se han mantenido en los mercados unos 15 días más de lo habitual, pero ahora mismo ya no queda lechuga en los campos del norte y el centro de Europa.

Por otra parte, en cuanto al problema generado por el incremento de los costes, algunas cadenas de distribución han mostrado una postura de cooperación. Y sobre este tema, considero que toda la cadena de valor alimentaria debería trabajar de forma conjunta porque esta cuestión nos afecta a todos. Nosotros intentaremos repercutir esta subida en los precios de venta en la medida que podamos, porque debemos mantener un umbral de rentabilidad ya que miles de familias dependen de las rentas que genera este negocio. Al final, esta complicada situación debe servir para que toda la cadena de valor alimentaria salga fortalecida. Y hay operadores que están colaborando en esta línea.

VF: ¿Cómo han evolucionado en los últimos años los cultivos de hortalizas de hoja en la Región de Murcia?

C.P: Los cultivos se están diversificando. La lechuga Iceberg continúa siendo la variedad predominante, pero existen ya otros tipos que van ganando relevancia en los mercados. La Iceberg no baja pero están creciendo por ejemplo los cogollos o las mini romanas, ofreciendo una gama más amplia de productos. Y a nivel de producción, además de la sostenibilidad, el principal objetivo es lograr la máxima eficiencia, porque es la única manera de subsistir y sobrevivir.

VF: En un escenario de tanta incertidumbre, ¿considera que es el momento adecuado para desarrollar y aplicar las medidas incluidas en el Pacto Verde Europeo?

CP: Este tipo de medidas ya las llevamos desarrollando y aplicando hace mucho tiempo en el sector, incluso antes de que se plasmasen sobre un papel. Lo que se está pidiendo actualmente es un aplazamiento del plazo fijado para desarrollar al 100% estas políticas.

Pedimos un poco más de tiempo para adaptarnos plenamente porque, ahora mismo, con el incremento de costes va a resultar complicado. Por ejemplo, afrontar el nuevo impuesto al plástico, cuando somos ‘plasticodependientes’, va a resultar demasiado gravoso para el sector. Por ello unicamente pedimos una prórroga para llegar a los objetivos que todos somos conscientes que tenemos y que debemos de cumplir. Eso nadie lo discute. Solo solicitamos un aplazamiento.

VF: ¿Qué mensaje lanzaría al sector en esta situación tan compleja?

CP: Lanzaría un mensaje de tranquilidad. Creo que este sector lleva adaptándose a las circunstancias desde que el hombre dejo de ser nómada, se asentó, y se hizo agricultor y ganadero. Y ahora nos volveremos a adaptar de nuevo a las circunstancias. Los que somos agricultores tenemos una forma especial de asimilar y afrontar las dificultades, y en la mayoría de los casos nos sirven para salir fortalecidos de momentos complicados e inciertos. Y seguro que esta ocasión nos volveremos a reinventar.

En la actualidad, lo realmente importante es que toda la cadena de valor seamos conscientes de lo que debemos hacer. Y conseguir que de este momento difícil salgamos más fortalecidos. Al final todos somos consumidores y cuando vamos a comprar debemos entender y ser conscientes de que producir un alimento tiene un coste, sean hortalizas, frutas, carne o pescado. El sector primario es esencial. Somos los que en momentos de dificultad seguimos alimentando a la sociedad y hay que poner en valor la importancia de nuestro sector.

Acceso a la entrevista en PDF aquí.
Acceso íntegro al dossier de hortalizas de invierno de Valencia Fruits aquí.