COAG denuncia presión de las importaciones hortofrutícolas durante campañas españolas

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

El sindicato insiste en la necesidad de elevar los controles sobre la llegada de producto importado y de que se cree una Comisión Permanente sobre Importaciones por parte del Gobierno español

COAG ha recordado que el sector hortícola y de frutos rojos tiene un apoyo más reducido en las ayudas. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) denuncia la “continúa y creciente presión” de las importaciones hortofrutícolas coincidiendo con la campaña de producción española.

Así se ha expuesto durante la reunión de la Mesa sectorial de hortalizas y frutos rojos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, celebrada esta mañana en Madrid, en la que se ha analizado la campaña 2023/24 para las hortalizas de invernadero y de aire libre, así como de las producciones de fresón y otros frutos rojos.

La delegación de COAG, encabezada por Andrés Góngora, responsable Estatal de Frutas y Hortalizas de COAG y miembro de la Comisión Ejecutiva de la organización y Plácido Pérez-Chuecos, horticultor de COAG Murcia, ha trasladado al MAPA el análisis de la actual campaña hortícola en la que se ha detectado una fuerte inestabilidad de precios en los distintos sectores, con fuertes claroscuros a lo largo de los meses, zonas de producción y las distintas producciones. La volatilidad y los desajustes son cada vez más frecuentes, lo que sume a las personas del sector en una gran incertidumbre de cara al futuro.

Asimismo, COAG ha recordado que el sector hortícola y de frutos rojos vive del mercado, con un apoyo más reducido en las ayudas, por lo que se encuentra completamente expuesto al funcionamiento de los mismos, a la especulación y a la llegada de producto en momentos clave de la campaña.

En producciones tan relevantes como el tomate se ha doblado la cantidad importada por la UE en sólo 10 años (802.845 tn en 2023 frente a 412.627 tn en 2013)

Las ‘importaciones de choque’, aquellas que buscan reventar el precio en los mercados de origen en momentos clave de la comercialización para someter a los productores y productoras, como está ocurriendo en la actualidad en el sector de la cebolla, son “recurrentes y erosionan claramente su rentabilidad”, reprueban desde COAG.

En este sentido, COAG insiste en la necesidad de elevar los controles sobre la llegada de producto importado y de que se cree una Comisión Permanente sobre Importaciones por parte del Gobierno español en la que se presenten datos actualizados y continuos sobre cantidades, precios, derechos aduaneros pagados y calidades de las importaciones. También se debe detallar la información de las alertas sanitarias en los puntos de inspección fronterizos españoles y, en particular, los operadores implicados en las mismas y el destino de los productos comprometidos.

Finalmente, también se ha reclamado que se subsane la situación de agravio comparativo que supone no haber incluido al sector hortícola en múltiples zonas de producción, ya sea al aire libre o en invernadero, en la rebaja fiscal de los módulos para la actual campaña de la renta, pasando por alto circunstancias excepcionales por las que han atravesado las explotaciones como las enfermedades y virosis, el incremento de los costes de producción o los daños climáticos que han diezmado las producciones.