Confirmado: Tang Gold es ‘inmune’ a la pinyolà

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Un análisis, a partir de miles de muestras tomadas en los almacenes y en los supermercados de la UE, confirma la presencia nula o casi nula de semillas en esta mandarina

Muestras de Nadorcott (a la izquierda) y Tang Gold (a la derecha) adquiridas en el punto de venta y cortadas para comprobar la presencia de semillas. / EUROSEMILLAS

Eurosemillas.

La campaña española de clementinas fue inusualmente complicada y la de mandarinas tardías híbridas, incluso las ‘de autor’, se ha prolongado en el tiempo mucho más allá de lo habitual. Entidades como la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) atribuyeron recientemente tanta dificultad “a la extraordinaria pinyolà” de esta temporada y enmarcaron un supuesto descenso del consumo en el efecto rechazo que la presencia de pinyols se sabe que provoca en los consumidores. Este fenómeno —derivado de la polinización cruzada durante la floración de las variedades— provocó, siempre según esta organización agraria, que algunas variedades de mandarinas (como lo que quedaba en enero de Clemenules, de la Clemenvilla o la Hernandina) “tuvieran problemas de comercialización e, incluso, se quedaron campos enteros por recolectar”. 

En estas mismas páginas, a partir de los trabajos de prospección que a comienzos de campaña realiza el Soivre y según las apreciaciones de fuentes de Eurosemillas, ya se advirtió en noviembre que el problema descrito merecía ser estudiado pero que estaba cobrando una dimensión fuera de ‘lo normal’. 

Pues bien, un análisis realizado por la empresa certificadora de la mandarina Tang Gold —Cyberagrópolis— a partir de la toma de muestras en supermercados de las principales capitales europeas y almacenes de confección, confirma lo que la Universidad de California Riverside (UCR) había certificado técnicamente mucho antes, que esta mandarina es ‘inmune’ a la pinyolà.

Efectivamente, los resultados del trabajo que todos los años se realiza para combatir la piratería varietal han acreditado, de forma paralela, que incluso en condiciones como las de esta temporada de gran presión polinizadora, la presencia de pepitas en frutos de Tango —como es conocida popularmente esta variedad— se sitúa en registros muy próximos a cero. La UCR, el centro que obtuvo esta mandarina, acreditó tras más de una década de estudios, que Tango presentaba —en condiciones de polinización cruzada— un porcentaje medio de semillas por pieza de entre 0,04 y 0,2 y que, en situaciones especialmente propicias, este rango se podría elevar a un máximo de 0,3. Pues bien, en condiciones tan críticas como las de la presente campaña y tras hacer el conteo de 5.100 muestras tomadas en 95 almacenes de confección adheridos al sistema de certificación de esta variedad, se ha comprobado que el 92,85% de las frutas cortadas no tenía ninguna semilla y que el porcentaje medio por fruto se situaba en el intervalo ‘normal’ marcado por la UCR, concretamente de 0,1.

En el caso de la W.Murcott —como es conocida la Afourer-Nadorcott en EEUU— los estudios de la UCR ya cifraron entre 11,6 y un máximo de 22,6 las semillas en el interior de los frutos de esta variedad en condiciones de polinización cruzada. Cifras que solo se reducen si la finca en cuestión está aislada, alejada de otras plantaciones de clementinas u otros cítricos o si está protegida por mallas para dificultar la actividad polinizadora de las abejas. 

Mezcla varietal

Cyberagrópolis es consciente de que, en ocasiones, se utiliza Tang Gold para bajar la presencia media de pepitas de otras variedades que sí son susceptibles de sufrir la polinización cruzada, especialmente en el caso de Nadorcott. Prácticas que se dan en los campos —como plantar ilegalmente Tang Gold en los perímetros de las fincas para que el traslado del polen a la flor que realizan las abejas se centre en Tango (que es estéril) y no afecten tanto a los árboles del interior de la parcela, cuya flor sí podría ser fecundada— pero también en los propios almacenes de confección. Allí es susceptible que los operadores —con la intención igualmente de rebajar el promedio de pepitas de un lote— se sientan tentados a mezclar las variedades fraudulentamente: etiquetando como Nadorcott e incluyendo frutas Tang Gold o viceversa, metiendo en un lote especificado como Tango otras Nadorcott para así ‘fagocitar’ su condición de seedless y dar salida comercial a una partida que pudiera padecer un exceso de semillas.

De ahí que en el programa de control que todos los años se realiza, se tomen muestras en los tres niveles: en el campo, en el almacén de confección adherido al sistema y en los puntos de venta. Es allí donde una entidad certificadora independiente —para garantizar la cadena de custodia— que es distinta a Cyberagrópolis, realiza este trabajo. De un lado, se remiten estas frutas a un laboratorio oficial para que sean analizadas por marcadores moleculares para así acreditar genéticamente y de manera inequívoca su autenticidad, si son verdaderamente Tang Gold o no lo son. Del otro, se toman también muestras para cortar y comprobar la presencia de semillas. Esta temporada, dadas las especiales circunstancias derivadas de la pinyolà que ya se preveía, se quiso también poner el acento en este segundo asunto.

En los supermercados

Pues bien, más allá del análisis mencionado realizado en los almacenes adheridos al sistema, durante el desarrollo de esta campaña se realizó otro importante trabajo de prospección en los puntos de venta de las principales capitales europeas para verificar si la presencia de semillas en los frutos era inusualmente alta o no. 

Concretamente, se seleccionaron supermercados de Amsterdam (Holanda), Bruselas (Bélgica), Hamburgo (Alemania), Lisboa (Portugal), Londres (Inglaterra), Madrid (España), Milán (Italia) y París (Francia) y se contrastaron los resultados de Tang Gold frente a los de Nadorcott. Fueron 40 cadenas y 197 puntos de venta los que se escrutaron, comprobando la presencia de semillas en un total de 2.191 frutos etiquetados como Nadorcott. 

En el caso de la mandarina explotada por Eurosemillas fueron, por su parte, 39 enseñas de la distribución las que se visitaron, se tomaron muestras en 178 de sus tiendas y se cortaron 2.143 piezas de esta variedad.

Efectivamente, un 36,42% de las frutas Nadorcott sufrían —de media— la presencia de alguna semilla, siendo el número máximo de pepitas por pieza de 15. El porcentaje de Tango fue casi siete veces inferior: en sólo el 5,69% de las mandarinas analizadas se confirmó la presencia de alguna semilla y cuando esto pasó el número máximo por fruto se situó en solo una pepita. 

Ese 94,31% restante de Tango adquiridas en los supermercados europeos en las que se comprobó que no había presencia alguna de semillas, coincide básicamente con los resultados obtenidos también a partir de las mandarinas tomadas en los almacenes de confección que, como ya se ha dicho, no tuvieron pepitas en un 92,85% de los casos. 

Investigación 

Cada año —y 2024 no ha sido diferente— la consejería de Agricultura valenciana promueve el llamado ‘Acuerdo contra la polinización cruzada de los cítricos’ que obliga a los apicultores, durante la época de floración, a alejar sus colmenas a al menos 4 km de la plantación citrícola más cercana. Hasta el momento tal medida se había presentado como la mejor fórmula con la que evitar la temida pinyolà pero esta campaña, a la luz de los acontecimientos, esta medida no parece haber logrado su propósito. 

Las especulaciones sobre las razones de la especial incidencia de la polinización cruzada son variadas y parece claro que merecen una investigación. De hecho, según informó recientemente Las Provincias, hay varios investigadores del IVIA y de la Universidad Politécnica de Valencia que ya están trabajando sobre el asunto. María Ángeles Forner, del centro de Moncada, avanzó a ese diario que el extremo calor de abril del año pasado pudo influir en un desarrollo más rápido del tubo polínico de las flores y provocar un aumento de los óvulos viables de ser fecundados. De esta manera, mandarinas híbridas como Ortanique, Fortuna o la propia Nadorcott —cuyo polen es autoincompatible, esto es, sólo producen semilla si hay polinización cruzada con otras variedades— pasen a ser también ocasionalmente autocompatibles y sufran un número de semillas mayor de lo habitual.  Otras posibles razones tendrían que ver con el papel polinizador de insectos diferentes a las abejas que podrían haber aumentado su población a causa de la gran cantidad de campos abandonados o por la mayor generalización de prácticas más sostenibles basadas en el mantenimiento de las cubiertas vegetales para así favorecer la ‘fauna útil’ contra determinadas plagas.

Toma de muestras a cargo de una empresa certificadora independiente líder mundial

El doble control que lleva a cabo Cyberagrópolis —del Grupo Eurosemillas— sobre la producción comercializada de Tang Gold es realizado gracias al apoyo de una empresa independiente. Son estos auditores certificados los que garantizan la cadena de custodia y la fiabilidad en la toma de muestras. Estos profesionales son los que ejecutan un plan de control prefijado, que se lleva a cabo tanto en los almacenes de confección adheridos al sistema como en los puntos de venta, comprando directamente la fruta en el supermercado. La empresa que, desde un primer momento, se encarga de tal labor de muestreo, de confección de una base de datos fiable es SGS, líder mundial en ensayos, inspección y certificación. Esta  compañía está reconocida como un referente mundial en sostenibilidad, calidad e integridad, cuenta con un equipo de 99.600 empleados y opera con una red de 2.600 oficinas y laboratorios en todo el mundo.

En el almacén

El equipo de auditores de SGS se desplaza varias veces durante la campaña a los almacenes de los comercializadores adheridos al sistema de certificación de la variedad. Allí realizan una verificación del manejo de la mandarina, lo que incluye una toma de muestras para la comprobación posterior mediante marcadores moleculares y un conteo de semillas para fines estadísticos. Concretamente, los auditores se desplazan a la zona donde está almacenado el stock y toman como muestra 40 frutos para lograr una y otra cosa. La toma de muestras se realiza tanto de la fruta confeccionada como sin confeccionar.

En el supermercado

Los responsables de SGS acuden  directamente a los diferentes puntos de venta de las cadenas de supermercado más relevantes de la ciudades destino seleccionadas en el programa de control de Cyberagrópolis, normalmente en las capitales de los mercados más importantes de Europa. 

 Una vez llega al punto de venta, se desplazan a la zona de frutería y toman muestra de todos los productos posibles de mandarina —no solo de Tang Gold, para así verificar si hay mezcla varietal—. La selección y compra solo se realiza de los productos que estén empaquetados, es decir, que no sean granel (es decir, en formato malla, bulpack, pitufo).

Tras volver a la oficina, consideran frutos de cada formato comercial y los procesan y preparan —garantizando siempre la cadena de custodia y su inalterbilidad— para después remitirlos al citado laboratorio encargado de analizar varietalmente mediante marcadores moleculares la muestra. Además, y para cada fruto muestreado, se hace un conteo estadístico del número de semillas. 

Acceso a la entrevista en las páginas 10-11 del dossier Grandes Superficies en el ejemplar de Valencia Fruits. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.