El consumo de frutas y hortalizas en los hogares retrocede un 9%

Daymsa mayo Kelpack
Ecologízame CAECV
Bioibérica CT

El consumo de frutas y hortalizas ha bajado respecto a 2020 pero sube en comparación con el ejercicio 2019

El consumo de frutas y hogares ha bajado respecto a 2020. / Archivo

Valencia Fruits. Redacción.

El consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares ha retrocedido un 9%, totalizando 6.733 millones de kilos, y el gasto también ha bajado un 9%, situándose en 11.292 millones de euros. Esto es lo que reflejan los últimos datos actualizados del Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondientes al periodo de enero a octubre de 2021, en comparación con los mismos meses de 2020.

Desciende el volumen consumido de las frutas y de las hortalizas en los hogares y también el gasto. Las frutas bajaron un 7%, sumando 3.642 millones de kilos, y el gasto un 8% acumulando una facturación de 6.158 millones de euros. El descenso en las hortalizas se cifra en un 8% en volumen, con 2.292 millones de kilos, y el mismo porcentaje bajó el gasto con 4.424 millones de euros. En cuanto a la patata, la demanda de los hogares cayó un 10%, totalizando 800 millones de kilos, y un 12% el gasto, con 710 millones de euros.

El consumo en los hogares en 2021 cae comparándolo con los datos de 2020, año en el que se produjo un fuerte crecimiento de la demanda de frutas y hortalizas frescas impulsado por el mayor interés de la población en cuidar su alimentación y su salud debido a la COVID, y en especial debido a los confinamientos totales y parciales que tuvieron lugar durante ese año.

No obstante, el consumo en 2021 ha aumentado respecto a 2019, antes de que irrumpiese la pandemia. En los diez primeros meses de 2021 el consumo de frutas y hortalizas en los hogares aumentó un 2,4% respecto a los mismos meses de 2019. Las frutas subieron un 2%, las hortalizas un 3% y la patata un 4%. Para Fepex este aspecto es positivo y habrá que ver si se consolida en los siguientes meses, porque demostraría el interés en incluir más frutas y hortalizas en las dietas, independientemente de los momentos de crisis sanitarias.