Cooperativas Agro-alimentarias de España presenta Circulares y Sostenibles 2025

DECCO MIX
Lainco Laiguant
Bioibérica CT

Cooperativas Agro-alimentarias de España presenta un programa de proyectos basados en el biogás y en el compost por un valor de más 150 millones 

El objetivo del Programa de proyectos Circulares y Sostenibles 2025 es revolucionar la utilización de fertilizantes orgánicos. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Cooperativas Agro-alimentarias de España presenta en nombre de un importante número de cooperativas, un programa de proyectos basados en el biogás y en el compost por un valor de más 150 millones de €, dentro de los fondos europeos Next Generation EU. Es la respuesta a la solicitud de expresiones de interés para fomentar la economía circular en el ámbito de la empresa como instrumento para la recuperación que ha solicitado el Ministerio de transición Ecológica y Reto demográfico y que está abierta hasta el viernes 26 febrero.

El objetivo del Programa de proyectos Circulares y Sostenibles 2025 es revolucionar la utilización de fertilizantes orgánicos. La intención es secuestrar CO2 masivamente en el suelo y cumplir los objetivos de nutrición sostenible del suelo establecidos en la estrategia de la Granja a la Mesa. 

Para ello partirá de los residuos agroalimentarios, incluyendo los ganaderos. Estos, de considerarse un problema ambiental en algunas zonas, se convertirán, gracias a Circulares y Sostenibles 2025, en la mejor materia prima circular para la fabricación de una nueva generación de biofertilizantes. Las plantas de biometano y de compostaje que desplegarán los proyectos servirán, además, para incrementar exponencialmente la disponibilidad de gas renovable de nuestro país. 

Los proyectos se realizarán en Cataluña, Andalucía, Castilla y León, Asturias y Aragón, y se centran en la gestión de los residuos agroalimentarios, gracias a la colaboración decidida de cooperativas de sectores ganaderos y agrícolas, apoyados entre otros por empresas de fertilizantes de referencia.

Las cooperativas agroalimentarias como empresas de la economía social son muy conscientes de los retos que tienen por delante no solo sus socios y socias agricultores y ganaderos, sino también los pueblos de las zonas rurales que deben hacer frente a la despoblación. Los proyectos presentados por las cooperativas proponen trabajo de calidad y creación de valor añadido en esas zonas.