La cosecha de almendra cae un 70% en la Comunitat Valenciana

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La Unió de Llauradors alerta de que muchos productores de almendra se están planteando el abandono de sus cultivos

Almendros afectados por las inclemencias meteorológicas. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

El sector de la almendra de la Comunitat Valenciana vive una situación catastrófica. La confluencia de factores coyunturales y estructurales a lo largo de esta campaña 2021-2022, tales como la climatología adversa, un seguro agrario poco atractivo y los costes de producción al alza ponen en jaque a un sector estratégico de la Comunitat, hasta el punto en que algunos productores se están planteando el abandono de sus cultivos.

Las heladas de marzo y abril han arrasado el cultivo en gran parte de las zonas productoras de la Comunitat Valenciana y las previsiones de La Unió indican que podría haber una reducción de cosecha del 70% respecto a la pasada, tal y como se observa también en otras comunidades autónomas. Este hecho se ha visto agravado por las lluvias persistentes generalizadas y la falta de horas de sol que han provocado un deficiente cuajado del fruto y numerosos episodios de enfermedades fúngicas, que han acabado con las expectativas de una cosecha que ya fue corta la pasada campaña.

Para compensar estas pérdidas, el sector dispone de un seguro agrario que, a jucio de La Unió, lamentablemente no funciona. “La política de seguros agrarios en ese sector es un auténtico desastre”, señalan. Y es que el nivel de suscripción que no alcanzan el 5% en muchas de las zonas tradicionalmente productoras.

“Es un seguro poco atractivo. Ninguno de los elementos a considerar: cobertura de los daños, producción amparada, franquicias determinadas, cobertura en zonas de secano… hacen de esta línea de aseguramiento una medida que permita garantizar las rentas de los productores de almendro, avellana o algarroba, cultivos que se están viendo afectados especialmente los últimos años por los efectos innegables del cambio climático”, han explicado. En casos de siniestros como este año, y debido a su baja implantación, la mayoría de los productores no tendrá ninguna cobertura.

Costes de producción

A las inclemencias del tiempo, la escasa ayuda del seguro agrario y los problemas de sanidad vegetal se le suma el incremento desmesurado de los costes de producción que se está viviendo en toda la agricultura y ganadería a lo largo del segundo semestre de 2021 y lo que se lleva de 2022. Este incremento impacta directamente en los precios medios obtenidos durante esta campaña que mantienen una tendencia a la baja en relación con las últimas siete, siendo de casi el 50% en algunas variedades como la comuna.

Con todo esto, la organización quiere hacer llegar estas demandas al Ministerio de Agricultura con el fin de lanzar la voz de alarma sobre una situación que consideran “insostenible y extrema”. También ha solicitado una reunión urgente con la Conselleria de Agricultura porque el sector de los frutos secos es un sector estratégico en la Comunitat Valenciana desde el punto de vista ambiental, social y económico, y del que depende en gran medida muchos de los pueblos de nuestra geografía.