La cosecha de cereal cae a la mitad en Castilla y León con 4,5 millones de Tn

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La cosecha de cereal de este año en Castilla y León se ha quedado en 4,5 millones de toneladas, muy por debajo de los 8,5 millones de 2020

El bajo rendimiento provocado por las elevadas temperaturas y la falta de agua, que se sitúa en 2.350 kilos por hectárea. / ARCHIVO

Efeagro. 

La cosecha de cereal de este año en Castilla y León se ha quedado en 4,5 millones de toneladas, muy por debajo de los 8,5 millones de 2020 o los 7 de 2021, ha informado el presidente de Asaja en la comunidad, Donaciano Dujo.

En rueda de prensa, Dujo ha destacado el bajo rendimiento provocado por las elevadas temperaturas y la falta de agua, que se sitúa en 2.350 kilos por hectárea, mientras que con los precios actuales de combustible, abono y otros gastos será necesario un rendimiento de 3.000 kilos por hectárea para obtener alguna rentabilidad.

El bajo rendimiento provocado por las elevadas temperaturas y la falta de agua, que se sitúa en 2.350 kilos por hectárea

Pese a que el precio del cereal está alto, entre 320 y 340 euros frene a los 180 euros por tonelada que se pagaron en 2020, no llega para compensar el incremento de gastos.

Dujo acusa a todas las administraciones, desde las europeas a las estatales y las autonómicas, de no ayudar a agricultores y ganaderos en la actual situación, en la que se suma al incremento de costes de producción el efecto de la sequía y las atípicas elevadas temperaturas.

Aunque se ha centrado en el cereal, el presidente de Asaja en Castilla y León ha advertido también de reducciones importantes en las cosechas de maíz y en la próxima campaña de patata y remolacha, también debido a la falta de agua y las elevadas temperaturas.

El presidente de Asaja en Castilla y León ha advertido también de reducciones importantes en las cosechas de maíz y en la próxima campaña de patata y remolacha

Esta situación también afectará a la vendimia, que se adelantará en toda la comunidad y, aunque tendrá buena calidad, será más corta en cantidad.

Como ejemplos, ha apuntado que la primera denominación de origen que vendimia habitualmente, la de Rueda, comenzará el 20 de agosto, un mes antes de lo habitual, mientras en la Ribera del Duero adelantarán la vendimia una o dos semanas.