Descenso en la producción de verduras congeladas

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

La caída en las cifras de producción de las verduras congeladas se ha debido fundamentalmente a una climatología muy adversa, especialmente porque 2022 ha sido un año muy seco

Entre las verduras de mayor volumen destaca el descenso en la producción de guisante, con más del 35%, seguido de las espinacas (-23%), cebollas (-23%), patatas (-19%), calabacín (-19%) o judías verdes (-19%). / ARCHVIO

Efeagro.

La producción del sector de verduras congeladas de España descendió en 2022 por primera vez en 10 años, cerrando el curso con una caída superior al 8%, ha informado este lunes la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (Asevec).

La caída en las cifras de producción se ha debido fundamentalmente a una climatología muy adversa, especialmente porque 2022 ha sido un año muy seco, ha explicado en un comunicado Asevec, agrupación compuesta por ocho compañías que representan el 95% de la producción nacional.

Por categorías, entre las verduras de mayor volumen destaca el descenso en la producción de guisante, con más del 35%, seguido de las espinacas (-23%), cebollas (-23%), patatas (-19%), calabacín (-19%) o judías verdes (-19%).

Entre las pocas categorías que se mantienen, o que aumentan ligeramente la producción, destacan el brócoli, que aumenta un 8%, o el arroz que crece un 7%.

A este descenso generalizado en la producción se suma el impacto del incremento de costes de las materias primas e insumos, principalmente energía y fertilizantes, ha añadido Asevec.

Según el presidente de esta asociación, José Félix Liberal, toda esta situación “está requiriendo de notables esfuerzos en todo el sector para seguir fortaleciendo la capacidad competitiva de las empresas en el ámbito internacional, amortiguando también en todo lo posible su incidencia en los precios”.