“Donde la innovación se encuentra con la tradición”, por David Bodas (Syngenta) 

HISPATEC
AGROPONIENTE FEBRERO
Congreso subtropicales
Bayer cítricos Vynyty
HERNANDORENA fiabilidad varietal

El Vegs Seeds Value Chain Lead SWE de Syngenta España, David Bodas, habla sobre la necesidad de promover activamente nuevos modelos de producción para fomentar la sostenibilidad

El Grupo Syngenta apuesta por la agricultura regenerativa. / SYNGENTA

David Bodas (*)

Tradicionalmente, Syngenta se ha dedicado desde sus inicios a asegurar la producción de alimentos. Lo ha hecho apoyándose siempre en el rigor de la ciencia, aplicándola tanto al desarrollo de productos que protegen las plantas —ofreciendo soluciones para combatir las plagas, enfermedades y malas hierbas— como a la producción de semillas y la mejora de variedades vegetales. Syngenta se ha propuesto no sólo colaborar en la producción de alimentos sino hacerlo de modo cada vez más sostenible, contribuyendo a la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y, al mismo tiempo, respetando el entorno y regenerando el medio ambiente.

Un mundo en transformación, un reto inexcusable

La Humanidad se enfrenta a uno de los mayores retos que ha tenido que acometer a lo largo de su historia: regenerar el planeta. El desarrollo industrial y el modo de vida durante los últimos cien años han alterado los ecosistemas y distorsionado el clima tan rápida y dramáticamente que hoy nos encontramos ante una situación crítica que amenaza nuestra propia supervivencia como especie.

Al mismo tiempo, el aumento de la población es constante: la ONU estima que en 2050 seremos en el planeta 9.700 millones de seres humanos. Alimentar a todos va a requerir aumentar la producción de alimentos en un 60%, reduciendo drásticamente, al mismo tiempo, el impacto de la agricultura en el medio ambiente. Será necesario también, en muchos países desarrollados, disminuir el desperdicio alimentario y promover hábitos saludables en la ingesta diaria por medio de dietas equilibradas.

Nos enfrentamos, efectivamente, ante un reto de proporciones colosales, que va a exigir la concienciación de todos y la colaboración activa de múltiples actores. La agricultura se encuentra en el centro de esta transformación porque tanto la alimentación como la protección del medio ambiente van a resultar dos aspectos críticos de nuestra supervivencia. La agricultura va a tener que cambiar, rápida y profundamente, de que lo haga con valentía y acierto va a depender, ni más ni menos, que el futuro de la humanidad.

Por otra parte, acontecimientos imprevistos han puesto de manifiesto durante los últimos años la frágil interdependencia de los sistemas alimentarios. La pandemia, las guerras, las dificultades para el abastecimiento y el tráfico portuario, el incremento de los costes energéticos, la inflación y su repercusión en los precios de los insumos y materias primas, han alterado inesperada y profundamente la actividad de los productores agrarios y su rentabilidad.

Estos, en el caso de la península ibérica, han de enfrentarse, además, a tres desafíos de enorme dimensión: la gravísima degradación del suelo, la degradación de los recursos naturales y la vulnerabilidad ante el cambio climático. Las temperaturas del último verano han puesto en boca de todos lo que los agricultores ya saben desde hace décadas: el calentamiento global afecta singularmente a nuestro territorio, que sufre de estrés hídrico y acusa una grave desertificación lo que amenaza la disponibilidad de agua para la agricultura.

“Es necesario promover activamente nuevos modelos de producción para detener la pérdida alarmante de biodiversidad”

Los impactos de estos cambios ya se manifiestan en forma de menores rendimientos agrícolas y fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes. La agricultura también incide en el problema del cambio climático, al producir  emisiones de gases de efecto invernadero, aunque es el único sector capaz de ejercer al mismo tiempo de sumidero de CO2 a través de la capacidad de los suelos y cultivos. Finalmente, aunque la península ibérica posea la mayor riqueza biótica de Europa occidental, con más del más del 50% de las especies existentes en la Unión Europea, es necesario promover activamente nuevos modelos de producción para detener la pérdida alarmante de biodiversidad.

Agricultura regenerativa

La agricultura regenerativa es un sistema de producción de alimentos por el que apuestan muchas organizaciones y empresas vinculadas con la agricultura y la alimentación, entre ellas el Grupo Syngenta. Basándose en la ciencia y la tecnología, la agricultura regenerativa tiene como objetivo la conservación y rehabilitación de los entornos agrícolas, para hacer más sostenible la actividad agrícola productiva, mejorar los rendimientos y combatir el cambio climático.

Se centra en restaurar la salud del suelo, estimular y mantener su fertilidad y biodiversidad, mediante una serie de técnicas y prácticas agrícolas que protegen.

La aplicación de estas prácticas responde a unos principios esenciales:

1. Minimizar la perturbación del suelo.

2. Mantener la cobertura vegetal del suelo todo el año.

3. Diversificar los cultivos, ampliando las rotaciones.

4. Optimizar la aplicación de insumos para la protección y nutrición de los cultivos, basándose en el conocimiento y las nuevas tecnologías que permiten actuar con máxima precisión.

5. Integrar el ganado, cuando sea posible, en las tierras de cultivo, para cerrar el ciclo de nutrientes.

Estos principios no sólo ayudan a incrementar la diversidad y la salud de la biota del suelo, sino que también aumentan la biodiversidad en superficie. Al mismo tiempo se aumenta la capacidad de retención de agua y el secuestro de carbono, lo que reduce los niveles de CO2 atmosférico.

“Si queremos hacer posible la producción sostenible de alimentos, es necesario incorporar el objetivo de la agricultura regenerativa a toda la actividad de la empresa”

Por todo ello, Syngenta sostiene que la agricultura regenerativa puede sustentar la transformación de nuestros sistemas alimentarios globales. Si queremos hacer posible la producción sostenible de alimentos, es necesario incorporar el objetivo de la agricultura regenerativa a toda la actividad de la empresa.

Desde nuestra innovación contribuimos a la producción de alimentos, haciendo posibles cultivos sostenibles, velando por la regeneración del entorno, promoviendo las prácticas sostenibles, y procurando la rentabilidad presente y futura de los agricultores. 

(*) Vegs Seeds Value Chain Lead SWE Syngenta España

Acceso al artículo en la página 22 del dossier de Producción Sostenible en el ejemplar de Valencia Fruits. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits