Eduard Esparza: “La cosecha de kaki será bastante más corta y más baja que la pasada”

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Entrevista al responsable del kaki en La Unió de Llauradors, Eduard Esparza

Alba Campos. Redacción.

El responsable del kaki de La Unió de Llauradors, Eduard Esparza, explica que las actuales previsiones indican una disminución del 50% de la producción en la próxima campaña, debido, principalmente, a las heladas de los primeros días de marzo que provocaron la caída de muchas flores y frutos, y al abandono progresivo de parcelas en plena producción a causa de los bajos precios que perciben los agricultores.

Valencia Fruits. En junio se estimaba desde La Unió una disminución del 35% de la producción en la próxima campaña del kaki, ¿Cuál es la actual previsión de producción?

Eduard Esparza. En esas fechas nuestra previsión era de esa disminución respecto a una campaña normal. No obstante, las previsiones en este momento ya han descendido hasta un 50%. Por tanto, la cosecha de kaki será bastante corta y más baja que la pasada, que ya venía de una fuerte reducción sobre las anteriores. Varios son los motivos que han repercutido en este descenso de la producción, pero el principal es, sin duda, las heladas de los primeros días de marzo que provocaron la caída de muchas flores y frutos. Otro de los motivos es el abandono lento pero progresivo de parcelas en plena producción ante los bajos precios percibidos por los agricultores. Según los últimos datos disponibles, la cantidad de planta reproducida de kaki el pasado año por los viveros homologados se ha reducido un 4% sobre el anterior, y si lo comparamos con 2015, la reducción es de casi el 80%. 

V.F. En la campaña anterior el impacto de plagas como el cotonet afectó en gran medida al kaki, ¿Se espera que en esta campaña haya una disminución de este impacto respecto al año pasado?  

E.E. Este año se aprecia una menor incidencia de cotonet. Esta disminución del ataque de la plaga no es debido, ni a la ya de por si dudosa eficacia de los fitosanitarios autorizados, ni es efecto de los depredadores y parasitoides del cotonet, ya que las poblaciones de estos son aún insignificantes. Quizás, como apuntan algunos técnicos, el gran período de precipitaciones primaverales, ha podido incidir y mermar la población de la plaga. 

V.F. ¿Cuáles son las pérdidas que está ocasionando el cotonet? 

E.E. Las pérdidas son altísimas. En la campaña anterior la afección en muchas parcelas fue tan notable que muchas de estas perdieron la totalidad de su producción. El cotonet afea el aspecto exterior del fruto, no daña el interior, pero las exigencias estéticas impiden comercializar dichos frutos. 

V.F.  ¿Cuáles son las peticiones que se lanzan desde La Unió hacia las administraciones para intentar paliar el problema de las plagas? 

E.E. Desde La Unió proponemos a las administraciones más financiación en la lucha contra los diferentes cotonets que afectan al cultivo del kaki, especialmente contra el tipo Pseudococus longispinus que es el que más se instala en esta fruta. Proponemos las sueltas del depredador Cryptolaemus monstrouzieri y de los parasitoides Anagyrus Pseudococci y Leptomastix dactylopii. Para que este tipo de lucha sea efectiva contra la plaga serán necesarias unas sueltas masivas. Es decir, que los depredadores y parasitoides deben pasar hambre. Otra vía de lucha contra el cotonet, que está desarrollándose y que debería de ser fuertemente apoyada por las administraciones, va en relación con el uso de feromonas en trampas de atracción y muerte, similares a las utilizadas contra la ceratitis capitata, mosca de la fruta, que da muy buenos resultados. Además, desde La Unió proponemos y exigimos un mayor control sanitario de las importaciones de fruta ante la entrada de posibles plagas y enfermedades que pudieran introducirse y acabar afectando a nuestros cultivos, tal y como ocurrió con el cotonet de Sudáfrica en los cítricos. También pedimos una reciprocidad a las producciones procedentes de países terceros en cuanto a las exigencias normativas europeas, desde las laborales hasta las democráticas pasando por las fitosanitarias o de condicionalidad. Hasta que esto no se cumpla hay que restringir las importaciones de producciones procedentes de países terceros que no cumplan las normativas comunitarias.

V.F. Con un aumento generalizado de los costes, ¿de qué manera afecta este problema a la producción del kaki? 

E.E. Hablar de costes de producción es hablar, sobre todo, del precio de la energía, de fertilizantes y fitosanitarios. En primer lugar, y teniendo en cuenta que hoy en día la mayoría del cultivo es por riego localizado, cada gota de agua que llega al árbol necesita de su consumo. El precio de esta energía es desorbitado y encarece enormemente el riego. En segundo lugar, el precio de los fertilizantes empieza a ser inasumible. Se achaca esta subida a la guerra de Ucrania, pero también consideramos que hay especulaciones interesadas. Finalmente, también estamos sufriendo la subida del coste de los productos fitosanitarios destinados al control de plagas, especialmente las plagas del cotonet, mosca blanca y hongo del kaki. En definitiva, el aumento generalizado de los costes de producción imposibilitará el cultivo en determinadas zonas si no se repercute posteriormente en el precio que percibe el productor. 

V.F. Respecto a nuevos mercados y con la actual guerra en Ucrania de fondo, ¿Qué lugares cree que deberían ser objetivo para el kaki? 

E.E. Siempre que hablamos de nuevos mercados, aparte de los ya tradicionales de la Unión Europea y el propio estado español, están las posibilidades del sureste asiático, los países árabes y algún país de Sudamérica. Pero en una campaña como la actual, donde solo disponemos del 50% de la producción, solo podríamos hablar de pruebas de mercado o dar a conocer pequeñas cantidades en estos nuevos mercados. En relación con el conflicto en Ucrania, desde La Unió ya hemos pedido a la Conselleria de Agricultura una ayuda por las consecuencias de la guerra que consiste en el 5% de la contribución total del Feader al Programa de Desarrollo Rural para el periodo 2021-2022. Se trata de una medida específica destinada a proporcionar ayuda temporal excepcional en el marco del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). 

V.F. ¿Creen necesaria la implantación de una Interpofesional del kaki? 

E.E. Las mesas donde se sienta todo el sector para llegar a acuerdos son importantes. Pero el problema es que, cuando oímos la palabra “interprofesional”, nos viene a la mente la interprofesional citrícola y nos preguntamos qué hace y para qué sirve, y al mismo tiempo pensamos lo mucho que se podría conseguir. Si preguntamos a cualquier productor, pequeño o grande, de cítricos, no se siente ni partícipe ni identificado con esta interprofesional. En cambio, un productor de kaki asociado a la Denominación de Origen del Kaki te dice “yo soy denominación de origen” porque ve en televisión y en otros medios su producto publicitado y con una gran promoción a todos los niveles de su marca Persimon, que la siente propia. En La Unió no nos planteamos una negativa al 100% ante esta posible creación de una interprofesional del kaki, pero habría que poner en cuestión si sería a nivel autonómico o estatal, el sistema de representatividad, la financiación, los proyectos, objetivos, o quizás si habría que ligarla a la Denominación de Origen, porque más de un 75% de la superficie y de la producción están en el ámbito de la DOP Kaki Ribera del Xúquer.

Acceso a la entrevista del presidente de Ava Asaja, Cristobal Aguado aquí

Acceso al último número de Valencia Fruits aquí.