El campo sigue en la calle y suma un nuevo frente: la Ley de Restauración de la Naturaleza

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

El sector ha mostrado su preocupación por el impacto que puede tener la ley sobre la actividad agraria

La ley obliga a reparar al menos el 20% de las zonas terrestres y marinas de la UE para 2030 y todos los ecosistemas degradados para 2050. / ARCHIVO

Efeagro.

Los agricultores volvieron a protestar ayer en varios puntos de España y en la frontera con Francia, en una jornada en la que la Unión Europea suma un nuevo frente con un texto legislativo que se contrapone a parte de sus intereses: la Ley de Restauración de la Naturaleza.

El texto ha sido respaldado por 329 votos a favor, 275 en contra y 24 abstenciones en Estrasburgo, y para quedar oficialmente adoptado sólo quedaría que el Consejo de la UE, que representa a los Estados miembros, confirme también lo acordado en la negociación con la Eurocámara y la Comisión Europea.

La Ley de Restauración de la Naturaleza, convertida en un símbolo de la tensión entre la protección del medioambiente y el sector agrícola, ha pasado así un nuevo trámite.

La norma busca acompasar el paso de la UE con los acuerdos sobre biodiversidad de Naciones Unidas y obliga a reparar al menos el 20% de las zonas terrestres y marinas de la Unión Europea para 2030 y todos los ecosistemas degradados para 2050.

El acuerdo entre Estados miembros y Europarlamento recoge, entre otros, los requisitos para corregir la pérdida de polinizadores, la obligación de mantener madera muerta en los bosques, la no reducción de espacios verdes urbanos y la eliminación de las barreras artificiales de los ríos.

Ayer por la tarde, se debatió también en el Parlamento Europeo otra norma de interés para el sector agroalimentario europeo, la de indicaciones geográficas, en la que España tiene un especial interés al ser el tercer país con más alimentos protegidos.

Preocupación

Fepex ha mostrado su preocupación por el impacto que puede tener en la actividad productiva la futura Ley de Restauración de la Naturaleza. La propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, conocida como Ley de Restauración de la Naturaleza, fue presentada por la Comisión Europea el 22 de junio de 2022 y tiene como finalidad “reparar el 80% de los hábitats europeos en mal estado y devolver la naturaleza a todos los ecosistemas, desde los bosques y las tierras agrícolas hasta los ecosistemas marinos, de agua dulce y urbanos”.

La ley establece un marco regulatorio común y cuantificable y los Estados miembros deben poner en marcha un Plan Nacional de Recuperación de la Naturaleza que determine las medidas de restauración necesarias para cumplir los objetivos previstos, distinguiéndose entre ecosistemas marinos, urbanos, fluviales, poblaciones de polinizadores, agrícolas y forestales.

En cuanto a los ecosistemas agrícolas, el proyecto de Reglamento de la Naturaleza, establece que los países de la UE habrán de avanzar en dos de los tres indicadores siguientes: el índice de mariposas de los pastizales; la proporción de tierras agrícolas con características paisajísticas muy diversas, y las reservas de carbono orgánico en suelos minerales de tierras de cultivo. Además, deben tomarse medidas para aumentar el índice de aves comunes ligadas a medios agrarios, ya que estos animales son buenos indicadores del estado general de la biodiversidad,

Establece también que, dado que la restauración de las turberas drenadas es una de las formas más rentables de reducir las emisiones en el sector agrícola, los países de la UE deben reparar al menos el 30% de las mismas (como mínimo deberá rehumedecerse una cuarta parte), el 40% de aquí a 2040 y el 50% para 2050 (donde habrá que rehumedecer al menos una tercera parte). El proceso de deshumidificación seguirá siendo de carácter voluntario para los agricultores y propietarios particulares, según explica la nota informativa del Parlamento Europeo.

Fepex comparte el objetivo global de restaurar los hábitats en mal estado, recogido en la propuesta de Reglamento, pero debe tenerse en cuenta el impacto de las medidas que se adopten en los ecosistemas agrícolas, debiéndose contemplar también la necesidad de mantener una producción competitiva que garantice también la seguridad alimentaria.

Bruselas sigue sin escuchar a los agricultores

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) critica duramente a la clase política por tomar esta decisión en medio de la ola de movilizaciones del sector agrario. “Bruselas sigue sin escuchar a los agricultores y ganaderos europeos. No ha tardado ni 24 horas desde las manifestaciones agrarias en Madrid y Bruselas para asestar una nueva puñalada al campo”, señalan desde la organización.

AVA-Asaja asegura que “la Ley de Restauración de la Naturaleza, dentro de la Estrategia Biodiversidad y del Pacto Verde Europeo, añadirá más restricciones y limitaciones únicamente a los productores europeos, con lo que el sector agrario perderá aún más competitividad respecto a las importaciones procedentes de países terceros que tienen todos los derechos pero no tienen las mismas exigencias. El resultado será el mismo que estamos alertando con la nueva PAC, con los acuerdos comerciales sin reciprocidad y con todas las normativas medioambientales que se sacan de la chistera los políticos ideológicos de ecologismo radical: la crisis agraria se recrudecerá, el despoblamiento rural irá a más, los incendios aumentarán, el desierto avanzará y la cesta de la compra se encarecerá todavía más”, advierte el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado.

Recuerda el dirigente agrario que “todos estamos a favor de la preservación del medioambiente y compartimos el loable objetivo de esta ley, pero hemos dicho por activa y por pasiva que está mal redactada, que maltrata a los agricultores y ganaderos que son parte de la solución y no el problema, que es imposible cuidar el paisaje sin cuidar a las personas que lo hacen posible”.

Aguado hace hincapié en el tema del agua: “Hay que hablar de las dos Europas. La gestión hídrica es totalmente diferente en la Europa mediterránea que en la Europa continental o del norte. Por tanto, no se puede poner café para todos e imponer la misma legislación para todos. Quizás renaturalizar ríos sea posible en aquellos países donde llueve cuando hace falta y no necesitan regar, pero aquí no sirve, sólo para complicar la vida, hacer avanzar el desierto y tener media España desértica”.

Por ello, AVA-Asaja reclamará a su organización nacional Asaja y al COPA-COGECA, entidad que aglutina a las principales organizaciones agrarias y cooperativas de la Unión Europea, que siga “impulsando una potente labor reivindicativa a todos los niveles para acabar con este ciclo europeo antiagrarista que condena a los productores y consumidores europeos”.

La “resaca” de la reunión de ministros de Agricultura

Tras la reunión del consejo de ministros de Agricultura, el ejecutivo comunitario adelantó que propondrá que pasen a ser voluntarias algunas de las condiciones relacionadas con el medioambiente que los agricultores deben respetar para recibir el apoyo de la Política Agrícola Común (PAC) y reabrir el reglamento de la PAC para introducir modificaciones.

Además, se retiró la propuesta legislativa para reducir el uso de pesticidas y aprobó suspender de manera parcial durante 2024 la obligación de que los agricultores mantengan un porcentaje de sus tierras en barbecho.

Con la derogación parcial ya adoptada, en vez de mantener la tierra en barbecho o sin producir en el 4% del terreno cultivable los agricultores podrán plantar cultivos fijadores de nitrógeno (lentejas, guisantes o habas) o intermedios, sin productos fitosanitarios.

Por su parte, la organización Unión de Uniones, tras estudiar lo debatido durante el Consejo de Ministros del lunes, ha señalado en un comunicado que la UE continúa “dando la espalda al campo europeo, favoreciendo las producciones y comercialización de terceros países sin incorporar las cláusulas espejo en los acuerdos que están debatiéndose”.

Sin embargo, los 50 colectivos de “Por otra PAC” han lamentado el retroceso a las políticas agrarias de 2007 que, a su juicio, se está produciendo por reducir algunos condicionantes de la que nació como la “PAC más verde”.

Vuelcos de camiones en la frontera con Francia

Las protestas, que cumplen hoy tres semanas en España, fueron especialmente relevantes ayer en Cataluña. Allí, desde medianoche, los productores boquearon la conexión con Francia e incluso tiraron la carga de camiones de fruta marroquí. Se trata de una convocatoria de la catalana La Unió de Pagesos, que pretenden mantener durante varias jornadas.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ya avisó de que si las fuerzas de seguridad catalanas no garantizan el derecho a la libre circulación durante las protestas agrarias exigirán responsabilidades tanto públicas como civiles a los convocantes y a la Administración.

También se produjeron marchas lentas de agricultores hacia Lucena (Córdoba), los tractores volvieron a llegar a las calles de Pamplona y la Dirección General de Tráfico informó de cortes en Huesca y Guipúzcoa, en la jornada posterior a la tractorada que llevó a cien vehículos y miles de agricultores a recorrer las calles de Madrid.