“Si hay argumentos suficientes, el Gobierno pedirá una cláusula de salvaguardia para los cítricos”

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Luis Planas afirma que el Gobierno central ha pedido a la UE un seguimiento específico sobre el mercado de los cítricos y las importaciones de países terceros y, si “ve argumentos”, pedirá que se active la cláusula de salvaguardia

cítricos

Reunión entre el ministro de Agricultura, Luis Planas, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. / GVA

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se reunió ayer en València con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, con la consejera de Agricultura, Elena Cebrián, y representantes del sector agrario de la Comunitat en medio de la crisis que está viviendo durante esta campaña la citricultura.

Por ello, el principal asunto abordado ha sido la situación del mercado de los cítricos, que en la presente campaña se está caracterizando por un desplome de las cotizaciones en campo. Luis Planas ha asegurado que el Ministerio sigue de manera exhaustiva las importaciones de cítricos procedentes de terceros países con el objetivo de detectar posibles evoluciones que sean contrarias a los intereses del sector citrícola español.

En relación al acuerdo de libre comercio entre la UE y Sudáfrica —y otros países del África austral—, el ministro ha explicado que el MAPA ha pedido a la Comisión Europea que realice un seguimiento específico de la situación del mercado de los cítricos y de la relación con las importaciones. La CE tiene que presentar un informe cuando se cumplan los tres años de la aplicación del acuerdo. España “pedirá que se analice específicamente” el impacto en el sector. Y, “si hay argumentos suficientes, al Gobierno no le temblará la mano para pedir una cláusula de salvaguardia, si fuera necesario”, en defensa de los intereses de los productores, según ha afirmado Luis Planas.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, visita Valéncia en medio de una dura crisis citrícola

El titular del agro español ha defendido que España “es el primer exportador de productos agrarios frescos del mundo”, y el primer productor de la UE y sexto mundial en cítricos, con campañas de unos 6.600.000 toneladas al año, que debe continuar expandiendo su presencia con nuevas variedades, calidad y una apuesta por el cultivo ecológico. La Comunitat Valenciana es la principal productora de cítricos de España, con el 54% del total, (el 72% en el caso de los pequeños cítricos).

Planas se ha referido también a la situación de la actual campaña citrícola, que según ha señalado se ha visto perjudicada por un aumento de la producción por encima de la media (7 millones de toneladas), que ha influido en los precios, y por las lluvias que han producido daños en los frutos y retrasado la temporada.

En relación con la entrada en vigor de los nuevos aranceles reducidos tras el acuerdo de la UE con seis países africanos, ha señalado que no es tanto una cuestión “cuantitativa” sino de calendario, ya que del 15 de octubre al 30 de noviembre se ha solapado ese retraso de la campaña con la situación del mercado. A ello hay que sumar, ha agregado, “el hecho de las temperaturas benignas en la UE” que han “retraído” el mercado y cuya consecuencia ha sido una bajada de precios “injusta” y “tenemos que ver como podemos apoyar al sector en el futuro”.

Respecto a los acuerdos con terceros países, en lo que se refiere a aspectos fitosanitarios, el ministro ha asegurado que el Ministerio va a defender, en el marco de la Unión Europea, “todo el rigor necesario para la aplicación de la normas vigentes”.

cítricos


Luis Planas, Ximo Puig y representantes del sector abordaron la situación del mercado de los cítricos. / GVA

Necesidad de organziación

Luis Planas ha hecho hincapié en la necesidad de que el sector se organice para poder aprovechar los mecanismos de apoyo de la Política Agrícola Común (PAC) financiados por la UE. Así, ha recordado que los productores pueden aprovechar los fondos comunitarios para hacer campañas de promoción en la UE y en terceros países. Para ello, ha remarcado el ministro, deben estar organizados en una interprofesional para solicitar las ayudas, como ocurre en otros sectores.

Igualmente, el ministro ha hecho referencia a que las organizaciones de productores (OP) solo comercializan el 34 % de la naranja producida. Es necesario, ha señalado, que la producción vendida a través de OP se incremente, para que así puedan los propios productores utilizar de forma más eficaz las medidas de gestión de crisis, planificar la producción para ajustarla a la demanda o incluso abordar proyectos de reconversión varietal. “Hay que organizarse más y mejor”, ha señalado Planas, quien ha lamentado que la bajada de los precios es “injusta en relación con trabajo y las inversiones efectuadas por los agricultores”.

Cooperación entre administraciones

Por su parte, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha abogado por intensificar la cooperación entre las diferentes administraciones y las organizaciones agrarias para la reestructuración y fortalecimiento del sector citrícola.

El jefe del Consell también ha defendido la importancia de que este sector se ordene en organizaciones interprofesionales para atenuar los efectos negativos de campañas como la actual, con unos bajos precios de mercado. El president ha explicado que es necesaria una reestructuración de la “arquitectura de gestión” del sector, ya que la falta de organización sectorial no permite acceder “a determinados fondos de la Unión Europea”.

Ximo Puig ha lamentado que la cuestión de los cítricos “no es un problema reciente”, sino que “vive una cierta crisis permanente”, pero también “una cierta capacidad de actualización permanente”. Por ello, ha dicho compartir con el ministro de Agricultura un “optimismo crítico” con el futuro del sector, al tiempo que ha recordado que “no hay ninguna sociedad avanzada del mundo que no tenga un sector agrario potente”.

Por ello, el jefe del Consell ha defendido la importancia de “dar certidumbre” a los productores, buscando una reciprocidad “clave” desde el punto de vista comercial y medioambiental, y ha abogado por la colaboración entre agricultores y administraciones para aumentar la promoción y ampliar los mercados.

Retirada de cítricos

Para paliar esta coyuntura, hasta el momento, el Ministerio de Agricultura ha autorizado la apertura de un cupo para la retirada de hasta 50.000 toneladas (30.000 de naranjas y 20.000 de mandarinas), para su transformación en zumo y posterior distribución gratuita entre las personas más desfavorecidas. De esta forma, desde el 8 de enero pueden presentarse solicitudes ante las autoridades competentes de las comunidades autónomas.