El temporal causa pérdidas de más de 35 millones en cultivos de caquis y cítricos

Giró 03-21
Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

AVA-Asaja señala que la tormenta del viernes ha dañado hasta el 100% de  algunas parcelas de caqui que todavía no se habían recolectado  

En la comarca de la Ribera y l’Horta, algunos campos de caqui tienen un 100%  de afección. / AVA-ASAJA

La Asociación Valenciana de Agricultores  (AVA-ASAJA) estima, en una primera valoración de urgencia, que los daños  provocados por el pedrisco en la provincia de Valencia el pasado viernes han  arrasado cosechas enteras de caqui que todavía no se habían recolectado y han  generado pérdidas de alrededor de 13,5 millones en este cultivo, especialmente en  la comarca de la Ribera y l’Horta, donde algunos campos de caqui tienen un 100%  de afección. Estos daños además se suman a los efectos del pasado temporal de  gota fría que azotó a este cultivo.  

Asimismo, las intensas precipitaciones y la piedra han causado daños que  podrían ascender a los 22 millones en las explotaciones citrícolas de las comarcas  de la Comunitat Valenciana, especialmente en la Marina, la Safor, Camp de Turia, la  Ribera, Camp de Morvedre, l’Horta de València y la Plana Baixa de Castelló. Entre  los principales daños, que se podrán observar a lo largo de los próximos días,  además de los estragos provocados por el pedrisco, destacan posibles fisiopatías y  aparición de hongos motivados por la gran cantidad de precipitaciones que se  suman a las del temporal anterior.  

Por otra parte, y en menor medida, algunas hortalizas como es el caso de la  cebolla, las coles, lechuga, habas o alcachofas también se han visto afectadas por el  impacto de la piedra.  

AVA-Asaja reitera que todavía es pronto para evaluar con más precisión el  alcance de los daños, pues habrá que esperar unos días para saber el perjuicio  ocasionado por la piedra y las copiosas lluvias sobre los cítricos. En este sentido, la  organización agraria solicita a Agroseguro que agilice las peritaciones en los campos  siniestrados y reclama a la Administración ayudas fiscales para aliviar las pérdidas  sufridas.