Las empresas que introducen la tecnología de Maf Roda amplían sus márgenes de beneficio

DIEGO MARTÍNEZ
FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La automatización en los procesos agroalimentarios es indispensable para poder mantener los niveles de producción que demanda el mercado a precios competitivos

Valencia Fruits. Redacción.

Si bien la automatización en el sector agrícola ya es un hecho entre los agricultores más eficientes, la llegada hasta los modelos que se manejan hoy en día solo ha sido posible a través de un largo, centenario incluso, proceso de evolución tecnológica. Este proceso tecnológico ha ido siempre unido a una búsqueda de la mejora de la productividad y a un aumento del rendimiento, sobre todo ahora que, en un contexto actual bastante incierto, la automatización en los procesos agroalimentarios se hace indispensable para poder mantener los niveles de producción que demanda el mercado a precios competitivos. Y, en este entorno, Maf Roda “puede aportar mucho valor ya que ofrece una gran variedad de soluciones en la digitalización y la automatización de procesos”, afirman sus responsables.

Ventaja competitiva

Las soluciones tecnológicas de Maf Roda cubren el ciclo completo de procesos de un centro hortofrutícola a la vez que aportan un gran valor a las empresas al poner a su disposición un know-how en automatización de procesos que garantiza ser más competitivos en un contexto de incertidumbre con unos márgenes cada vez más erosionados y escasez de mano de obra. 

Automatizar todo o parte del proceso, dependiendo de la línea, puede llegar a optimizar fácilmente un 40%-50% el número de personas necesarias para gestionar una instalación y, además, una instalación totalmente automatizada permite una homogeneización mayor en la calidad del producto final, asegurando así una mayor correlación entre el producto que ofrece la comercializadora y las expectativas del cliente final.

Se demuestra así que la automatización de procesos es imprescindible para poder competir en el mercado global y es ahí donde Maf Roda ofrece gran valor a las compañías hortofrutícolas: tecnologías que aumentan su productividad y eficiencia y, por consiguiente, su rentabilidad.

El porfolio de Maf Roda se divide en tres vías clave de innovación para poder abarcar todos los procesos de la cadena agroalimentaria: los calibradores y sistemas electrónicos, la confección y la gestión de la logística del almacén

El Grupo Maf Roda ha ido presentando en los últimos años grandes avances tecnológicos en la industria que siguen una clara línea vertebral: la automatización de procesos en las centrales hortofrutícolas

Grandes avances

Con el objetivo de ofrecer una solución “llave en mano” a sus clientes que cubra todo el proceso desde que la fruta entra en el almacén hasta su envasado para el consumo final, el Grupo Maf Roda ha ido presentando en los últimos años grandes avances tecnológicos en la industria que siguen una clara línea vertebral: la automatización de procesos en las centrales hortofrutícolas. Esta línea se divide en tres vías clave de innovación para poder abarcar todo el proceso: los calibradores y sistemas electrónicos, la confección y la gestión de la logística del almacén.

En la primera área, en el ámbito de calibradores y sistemas electrónicos, Maf Roda ha lanzado un nuevo calibrador para cerezas, el Cherryway IV, que ha supuesto una gran revolución en la industria de la cereza por su innovador y patentado sistema de rotación que permite ver la superficie completa de la cereza, incluyendo la zona apical. 

La combinación de este calibrador junto con el sistema electrónico Cherryscan G7 ha permitido aumentar considerablemente la precisión en la detección de defectos y, por tanto, incrementar la eficiencia de la línea y su productividad. Este calibrador ha sido galardonado en varias ocasiones, incluido un premio a Producto del Año en el marco de la Innovación.

En el área de confección, la compañía lleva años apostando por la robótica con un departamento específico desde el que han lanzado diversos productos al mercado, como los robots de confección. 

Estos robots mejoran la eficiencia y rentabilidad de una línea al realizar un encajado orientado de la fruta cubriendo una clara necesidad por automatizar este proceso de los productores desde hace más de una década. 

Actualmente, el Grupo Maf Roda cuenta con soluciones de encajado con orientación de fruta para manzana, kiwi, melocotón, nectarina y, el pasado mes de febrero en la gran feria de Fruit Logistica, presentó su gran novedad para cítricos, el Pack Master Citrus. 

La gama de productos de robótica para el encajado con orientación de fruta incluye el Pack Master Kiwi K1, el Fast Pack Peach, que presentó en la última edición de Fruit Attraction, Line Pack 4R que se integra 100% con sus calibradores y el sistema de calidad G7.

Por último, en el área de la gestión de la logística interna de los almacenes, la compañía valenciana lanzó hace un año los vehículos de guiado automático o AGVs, que sustituyen a las tradicionales carretillas y que están expresamente diseñados para los almacenes hortofrutícolas. 

Estos vehículos permiten gestionar el trasiego de cajas o bins por el almacén de forma totalmente segura y eficiente, ayudando a reducir costes y aumentando la productividad.

Acceso a la noticia aquí. 

Acceso al suplemento de Gestión Postosecha de Valencia Fruits aquí. 

Acceso íntegro al ejemplar de Valencia Fruits aquí. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits aquí.