España aumentará un 93,6% anual su cosecha de cereales en 2024

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Cooperativas Agro-alimentarias afirma que el país producirá 20,09 millones de toneladas de cereales en esta campaña

cosecha de cereales

Los rendimientos se situarán en 3,69 toneladas por hectárea en 2024, un 11% superior a la media quinquenal y ligeramente por debajo de la media de cinco años sin 2023. / Archivo

Efeagro.

España producirá 20,09 millones de toneladas de cereales en la campaña 2024, lo que supone un crecimiento del 93,6 % frente a la pasada -mermada por la sequía- y del 15,6 % frente a la media de los últimos cinco años, según las previsiones de Cooperativas Agro-Alimentarias.

Las primeras estimaciones de las cooperativas, difundidas este martes, apuntan a que la campaña será buena y más teniendo en cuenta la temporada de 2023, considerada catastrófica para el sector agrario español.

La superficie de cultivo de cereales en España asciende a 5,45 millones de hectáreas, según la cifra de las cooperativas, basada en datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los rendimientos se situarán en 3,69 toneladas por hectárea en 2024, un 11% superior a la media quinquenal y ligeramente por debajo de la media de cinco años sin 2023 (considerado excepcional).

La cosecha de trigo blando ascenderá a 6,3 millones de toneladas, la de cebada 7,7 millones de toneladas, la de maíz los 3,6 millones de toneladas, la de trigo duro, 900.000 toneladas, la de avena para grano, 740.000 toneladas, 670.000 la de triticale y 215.000 toneladas al de centeno.

España es un país de secano, que abarca el 85 % de la superficie dedicada al cultivo del cereal y, según los datos de la Agencia Española de Meteorología (Aemet), citados por las cooperativas, el valor medio de las precipitaciones desde octubre hasta el 21 de mayo es un 6 % superior al normal correspondiente a ese período.

Según las cooperativas, las temperaturas han sido adecuadas hasta el momento para el ciclo del cereal, lo que evita que los cultivos sufran estrés hídrico en abril mayo, favorece la correcta formación de granos y los buenos rendimientos.