Los españoles no llegan al consumo óptimo de legumbres

DIEGO MARTÍNEZ
FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Los españoles gastaron en 2022 un total de 326,3 millones de euros en adquirir legumbres en el súper, un 12% más que el año anterior

legumbres

El Día Mundial de las Legumbres fue instaurado por la Organización de Naciones Unidas para poner en valor y potenciar su cultivo y consumo a nivel mundial. / Archivo.

Efeagro.

Los españoles gastaron en 2022 un total de 326,3 millones de euros en adquirir legumbres en el súper, según datos de la consultora IRI; es un 12 % más que el año anterior, pero sigue muy lejos de llegar al consumo medio recomendado de tres o cuatro raciones a la semana.

En el Día Mundial de las Legumbres, instaurado por la Organización de Naciones Unidas para poner en valor y potenciar su cultivo y consumo a nivel mundial, en materia de consumo resalta el descubrimiento de estos alimentos por los jóvenes, especialmente los que apuestan por una alimentación con poca o sin proteína animal.

También llama la atención el avance de las opciones ya cocidas y preparadas, un negocio que pese al contexto generalizado de bajada o estabilidad de la demanda de gran consumo por los precios, aumentó un 1,7 % en volumen y un 14,2 % en valor en 2022, hasta los 175,1 millones de euros.

Estas son algunas de las claves de su consumo actual.

Evolución del consumo por persona

De acuerdo al panel de consumo alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación -con datos a octubre de 2022- el consumo per cápita es de 3,41 kilos al año, una cifra que está cayendo respecto a los dos ejercicios anteriores, marcados por la pandemia que conllevó un consumo más hogareño.

En cualquier caso, sigue siendo el dato más alto de la serie histórica.

Estos “superalimentos” no tienen colesterol, son fuente de fibra y la mayor de proteína de origen no animal, tienen un alto contenido en hierro, zinc y vitamina B muy bajo de grasas

Consumo recomendado

A pesar de los esfuerzos que se vienen realizando desde hace años desde todas las administraciones por potenciar estos alimentos e incrementar su presencia en la dieta semanal, en España apenas supera una ración a la semana, cuando lo recomendado por la OMS son tres o cuatro, según explica a Efeagro el secretario general de legumbristas de España, José Manuel Álvarez.

Estos “superalimentos” no tienen colesterol, son fuente de fibra y la mayor de proteína de origen no animal, tienen un alto contenido en hierro, zinc y vitamina B muy bajo de grasas.

Lo cántabros, los más legumbristas

Con diferencia, los cántabros son quienes mejoran el consumo de legumbres por persona al año, pues casi duplican la media al consumir 5,64 kilos al año.

Le siguen catalanes (4,49 kilos), País Vasco (4,29) Baleares (4,19) y navarros (4,01), todos por encima de los cuatro kilos.

En el otro extremo de la tabla y sin llegar a los tres kilos por persona, los gallegos que apenas consumen 2,74 kilos al año, extremeños (2,95 kilos) y andaluces (2,99).

Edades: los jóvenes las incluyen en su dieta

La distribución por edad apunta “esperanzas” de que las legumbres vuelvan a tener el lugar que merecen y que mantuvieron en la dieta de los españoles, ha explicado Álvarez.

Y es que como puede parecer lógico, entre los hogares con mayores retirados el consumo se dispara en 5,73 kilos, pero entre los grupos con más aceptación también están los adultos independientes (4,94).

Entre las explicaciones, las innovaciones en los productos de conveniencia ya cocidos y el incremento de personas que utilizan las legumbres como alternativa principal para su ingesta de proteínas para evitar la carne y otros alimentos.

Por categorías

Los garbanzos cocidos fueron los más demandados en 2022, con 36.233 toneladas y un gasto de 83,9 millones de euros, un 8,6 % más que en el ejercicio anterior.

En el caso de las alubias, también se vendieron más las cocidas que las secas, con preferencia por las blancas sobre las pintas, según datos de IRI.

Por contra, se sigue prefiriendo comprar las lentejas secas, un negocio que movió 72,9 millones de euros en 2022, la mayoría de la variedad pardina.

Con todo, la variedad de legumbres en el supermercado y de las propuestas en productos elaborados, fundamentalmente plant based, es cada vez mayor, lo que puede motivar una mejora de su consumo, concluye Álvarez.